RENUEVATE, VIVE Y DISFRUTA


d839a265db331c9a44430ad93b0eea51
A lo largo de nuestra vida nos suceden situaciones similares. ¿Nos has   pensado nunca que ya has dado todo lo que puedes en tu trabajo, familia, amigos…? Como si ya hubieras agotado toda tu creatividad y que no te tienes mucho más que aportar.

Hay momentos donde nos encontramos débiles, agotadas, desanimadas… Estamos en un punto donde, o nos renovamos como las águilas o iremos de mal en peor.

Esta transformación no es gratuita. Nos exigirá parar, hacer un alto en el camino, reflexionar, hacer una introspección y así, saber cuáles son los picos, plumas y uñas de las que debemos desprendernos.

Cada uno puede identificarlas fácilmente en sus vidas: son aquellas actitudes, vicios y costumbres que nos impiden el cambio, que nos atan al pasado, a la mediocridad a la falta de ánimo para empezar la lucha.

También puede tratarse de resentimientos, complejos, baja o alta autoestima, que nos nublan la vista y la capacidad de ser objetivos con nosotros mismos. Debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causan dolor. Solamente libres del peso del pasado podremos aprovechar el resultado valioso que una renovación siempre trae.

Isaias 40:30-31  Aun los mancebos se fatigan y se cansan, y los jóvenes tropiezan y vacilan, pero los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.

Cuentas claras, amistades largas

Por Celeste SortoImagen relacionada

“Cuentas claras, amistades largas”, reza el viejo y conocido adagio. Hay sabiduría en este refrán. Los que han prestado dinero o han servido como fiadores de algún amigo o conocido, y han sido víctimas de la mala mayordomía de un tercero, saben lo que es perder una amistad por dinero.

He prestado dinero en algunas ocasiones y en varias he perdido la relación de amistad con los prestatarios. Al principio me afligía y me enojaba, pero luego, aprendí a través de la Palabra que, para tener paz interior, y no perder a los amigos, uno debe seguir algunos principios si va a ayudar económicamente a alguien:

  1.  No te permitas a ti misma ser aval o fiadora de nadie (excepto de tu cónyuge) y si ya caíste en el error, sigue el consejo de Proverbios 6:1-5 “Hijo mío, si has salido fiador por la deuda de un amigo o has aceptado garantizar la deuda de un extraño, si quedaste atrapado por el acuerdo que hiciste y estás enredado por tus palabras, sigue mi consejo y sálvate, pues te has puesto a merced de tu amigo. Ahora trágate tu orgullo; ve y suplica que tu amigo borre tu nombre. No postergues el asunto, ¡hazlo enseguida! No descanses hasta haberlo realizado. Sálvate como una gacela que escapa del cazador, como un pájaro que huye de la red.”
  2.   Mateo 5:42 nos insta a que ayudemos al que está en necesidad: “Dales a los que te pidan y no des la espalda a quienes te pidan prestado.” Sin embargo, Jesús mismo nos dice que NO esperemos que nos van a devolver lo prestado porque si lo hacemos, no tendremos mérito al hacerlo. “Y si prestan dinero solamente a quienes pueden devolverlo, ¿qué mérito tienen? Hasta los pecadores prestan a otros pecadores a cambio de un reembolso completo. »¡Amen a sus enemigos! Háganles bien. Presten sin esperar nada a cambio. Entonces su recompensa del cielo será grande, y se estarán comportando verdaderamente como hijos del Altísimo, pues él es bondadoso con los que son desagradecidos y perversos. Deben ser compasivos, así como su Padre es compasivo.”

¡No creas, amiga lectora, que este pasaje me gustó tantísimo cuando lo leí por primera vez! ¡Yo quería recuperar lo que había prestado! Pero al hacer esta palabra carne en mi vida, he podido tener paz, librarme de raíces de amargura y seguir amando a quienes me han fallado.

  1. Si eres tú la que has pedido dinero prestado, también hay consejo para ti, paga lo que debes, recuerda que las deudas esclavizan: “Los perversos piden prestado y nunca pagan, pero los justos dan con generosidad” Salmos 37:21 y “Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.” Proverbios 22:7

La Palabra de Dios es sabia, es justa y es CLARA. Si quieres dormir tranquila, solamente obedece estos principios.

Oración: Padre Nuestro, gracias por tu Palabra que nos instruye en la sabiduría del cielo. Gracias por enseñarnos a ser mejores mayordomos de los recursos que confías en nuestras manos. Queremos honrarte con todo nuestro ser, incluso en nuestras finanzas. Te declaramos el dueño de todo lo que somos y tenemos. En Cristo Jesús, amén.

POR QUÉ NO VAS A ESTAR?

No temas

Por: Ericka Lazo

1 Pedro 5:7

Lo más emocionante de la vida es que cada día que vives es tan único y puede traer consigo sorpresas hermosas como sorpresas tristes que pueden paralizarte en un segundo y sacudir tu mundo de repente.

Recuerdo como si fuera todavía ayer, el día 23 de diciembre del año 2012 cuando llegaron a mi casa una comitiva formada por mis 4 hermanas -cosa poco común pues casi nunca me visitaban todas al mismo tiempo- pensaba que era para decidir qué íbamos a cenar la noche de navidad que era al siguiente día, pero me dijo una de ellas que iban porque me tenían noticias sobre los resultados de mi biopsia que un mes atrás me habían practicado por un bulto de que me había palpado después de un golpe accidental mientras jugaba con mi hijo de un año a inicios del mes de noviembre de ese mismo año.

Visiblemente nerviosas y sin que ninguna quisiera decir nada yo sentía como mi corazón palpitaba más fuerte mientras cargaba a mi hijo menor, cuando una de ellas me dijo: “Hermana la prueba resultó positiva” y la verdad en ese momento siento que estaba en shock porque recuerdo que les pregunté si positivo era bueno o malo, ya que mi mente estaba nublada en ese momento. Recuerdo que oramos y yo la verdad no lloré porque aún no entendía lo que me estaba ocurriendo hasta que estando sola en el baño de mi cuarto me dí cuenta de lo que pasaba, mi resultado era positivo para un carcinoma de mama y caí de un solo llorando al piso pensando que me iba a morir y que mi esposo iba a quedar solo con dos varoncitos pequeñitos él solo y comencé a orar con un llanto desgarrador a decirle al Señor: “…No voy a ver crecer a mis hijos, no voy a estar en sus graduaciones, no voy a entregarlos en un altar, cuando audiblemente escuché unas pocas palabras que marcaron mi vida y me llenaron de nuevas fuerzas y esperanza, esas palabras fueron: “…Y POR QUÉ NO VAS A ESTAR…”

Hoy han pasado ya 5 años desde que comencé mi tratamiento y puedo declarar que mi Dios tiene cuidado de mi vida y que si permitió que yo pasara por este proceso fue para hacerme una mujer más fuerte y para poder ayudar a otras mujeres que no han logrado superar una noticia como esta.

Oración

Señor Jesús te pido que puedas intervenir en la vida de todas esas mujeres que se encuentran con esa sensación de que su vida ya se acabó ya sea por una enfermedad detectada o por cualquier otra circunstancia difícil, te pido que hables a sus corazones y les muestres de que no es estando ansiosas o angustiadas que saldrán adelante, sino descargando sus temores y ansiedades delante de Tí. Y cuando lo consideres oportuno, usa mi vida como testimonio de tu poder, amor y cuidado.

 

En el nombre de Jesús amén.

 

Una Mujer que Confía en Dios

confia

Loida Medina

Versículo Bíblico: Mateo 6: 25

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Una mujer sin afán es una mujer victoriosa, lo que enmarca dos aspectos que tiene que vencer pues son fundamentales en la vida de nosotras las mujeres y menciona la palabra el comer y beber que tienen que ver directamente con lo natural, con lo diario, con lo cotidiano, con lo necesario  del vivir en una familia, en la cual la mujer es la ayuda idónea. Cuando no hay afán, no significa que no haya responsabilidad.  Significa como lo cita el diccionario.  Que ese Deseo intenso que mueve a hacer una cosa, ese empeño o interés que se pone en una cosa, esos Trabajos y fatigas que se soportan para conseguir una cosa no sean lo primero en nuestros corazones la bendición de permitir a Dios que el obre en nuestras vidas nos convierten en mujeres victoriosas.

El otro aspecto que tiene que ver con la negación al afán son las circunstancias que definitivamente rallan con la naturaleza nuestra como mujer, y la palabra refiere  al cuerpo al vestir, a lo que es necesario pero no lo primordial,  De hecho se nos manda a no ser ostentosas, pero ser mujeres que no se afanan, ni sus corazones se entristecen porque a veces bregamos por la ropa, por las joyas, por los zapatos, por eso que adorna lo exterior de la mujer, pero que no es lo primero ni lo más importante, pues se dice que la belleza se acaba, pero no la fe. Se acaba todo, igual debe acabar el afán porque esto lleva a otras dimensiones de pecado, como envidiar, criticar, acusar, levantar falsos testimonios, señalar. Lo mejor como una mujer que cree en Dios es entregar el afán por las cosas del cuerpo y la vanidad de la vida para ser mujeres de impacto.

Recordemos Hermanas lo que dice la palabra ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Una mujer  que vive de acuerdo al plan de Dios  no tiene necesidad de preocuparse por su negocio, ni por su casa, ni por cualquier cosa que le pertenezca.  Debemos preocuparnos como mujeres si estamos trabajando según el plan de Dios, si está haciendo la obra de Dios; y si es así, todo el cuidado de las demás cosas está en las manos de Dios.

Oración:

Señor mi confianza está puesta en ti, tu eres mi esperanza, ayúdame a no depender de nada ni de nadie, solamente que mi mirada esté puesta en ti, que el afán del día a día no sea de agobio a mi vida, sino que yo pueda esperar en ti, aún en medio de la tormenta yo sé que tu amor, que tu gracia, tu poder y misericordia estarán conmigo, porque he aprendido a depositar mi confianza en ti.

Bendiciones

OBEDECIENDO A DIOS PARA SER VICTORIOSA

 

obedecer

Loida Medina

Versículo Bíblico: Josué 1:8

Muchas veces nosotras las mujeres ponemos primero la vista en la necesidad que podamos tener a lo inmediato, y con esas acciones o actitudes podemos desobedecer lo que Dios nos dice en su palabra de meditar en su palabra de día y de noche. Es por eso que nos manda hacerlo porque las necesidades, los problemas, los retos, los anhelos son situaciones de nuestro diario vivir. Y la respuesta está en Dios, en meditar y buscar la respuesta en El.

La vanidad en nosotras las mujeres puede afectarnos el servir a Dios  y ser Victoriosas, Adam y Eva se enfrascaron en buscar alimentar su ego más que obedecer a Dios, eso termino en su muerte espiritual. Las mujeres como sobre protectoras que somos por naturaleza al no tener a lo inmediato la comida  del día, queremos actuar en nuestras propias fuerzas, Esaú es ejemplo de ellos, nuestra fe y obediencia no podemos venderla por la necesidad que estemos pasando. Nuestro Señor Jesucristo fue tentado a causa del hambre pero el conocimiento de la palabra de Dios  lo mantuvo en obediencia dándole la victoria inmediata, pues no solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra de Dios.

Cada una de nosotras las mujeres en especial podemos entregar  la actitud de Esaú que llevamos dentro, sea cual sea y que nos pueda hacer  que nuestro camino no prospere.  Es por eso que la pronta respuesta a cada necesidad está en Dios, en meditar en su palabra, en orar para que todo lo emprendamos sea bendecido y prosperado  por Dios. Por lo que es importante hacer un compromiso con Dios de no dejar de buscar en su Palabra la guía para nuestra vida,  para que nuestro servicio en la obra y que sea de bendición y de prosperidad para nuestras vidas y para los que servimos en nuestro llamado.

Oración:

Señor Jesús moldéame, y ayúdame a poder obedecer a tu palabra, y al plan perfecto que tienes para mí, sólo ayúdame a poder enteder y comprender tu propóosito, porque sé que por medio de la obediencia tu te lo glorificas, porque independientemente la circunstancia que esté pasando, mi mirada siempre debe apuntar hacia tu plan.

Bendiciones

 

 

Una Mujer de Fe

 

 

Mujer-de-fe-1-1280x640

Loida Medina

Versículo Bíblico: Marcos 11:22

Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios.

Muchas sabemos y recitamos lo que significa la palabra Fe, Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Esas palabras en el corazón  de nosotras las mujeres esperar y convicción son fáciles de decir pero muchas veces difíciles de atesorar en los corazones y sobre todo en la mente donde nuestra fe se ve tambaleante ante las situaciones que pasamos, sea cual fuere la dificultad. Esta entre más compleja sea  para la mente nuestra que se vuelve finita o corta, se vuelve  dudosa, engañosa, quejosa,  todo debido a que baja al corazón y perdemos ese amor que da una esperanza que se vuelve en una respuesta a cada circunstancia que se nos presenta.

Tened fe en Dios, es creer sin comparar mis circunstancias con las de nadie, Tener fe en Dios es no dudar que Él es nuestro pronto auxilio, que esa fe es capaz de sorprendernos a nosotros mismos, porque siempre Dios va más allá de lo que nosotras las mujeres pedimos. La mujer por naturaleza es dada a la búsqueda de Dios, pero igual flaqueamos o nos debilitamos ante la adversidad. Lo importante es ser buscadoras de la fe y ser fuertes como producto de una relación con Dios que se haga como cita el versículo: Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. La palabra tener existente muchas definiciones pero como verbo (tenerse) Mantenerse firme, en posición vertical, sin perder el equilibrio o caer. Aplicando la definición mantenerse firme es estar confiada, con equilibrio ni a la izquierda ni a la derecha, ni arriba ni abajo porque el caerse de la mano de Dios es perder la Fe.

De algo que debemos estar seguras, hablando de fe, es que cuando pones tu mirada en Dios y no en el hombre, no en tus capacidades, no en lo terrenal, sino esa Fe en Dios, Es seguro que habrá respuesta. Tened fe en Dios, es permanecer,  a su lado, en su voluntad, y  para ello para fortalecer la fe, es que toda mujer, toda persona para que su fe permanezca debe buscar de la presencia de Dios, siendo mujeres de oración capaces de decir tengo fe en Dios, porque Él dijo que la tuviéramos para ser personas que vivamos  de acuerdo a su palabra, donde hay que recordar que si estamos llena de convicción y seguras de que esperamos recibir lo que con la mente creemos y con el corazón esperamos, seremos mujeres llenas de Fe para la gloria de Dios y la victoria sobre nuestras situaciones que se afronten.

Oración:

Padre que estás en los cielos, hoy vengo a agradecerte por todo lo bueno que haces, porque has estado conmigo en cada momento, y en esos momentos que me había sentido débil, sin valor, y sin fuerzas, tu has estado ahí, porque ahora a través de la fe, puedo ver las cosas de una manera totalmente diferente y es saber que tu todo lo haces perfecto y que para todo tienes un propósito.

Bendiciones

MUJERES VALIENTES

tarjetas mujeres esforzadas y valientes

Loida Medina

Versículo Bíblico: Lucas 8:47  

Entonces, cuando la MUJER vio que no había quedado oculta, vino temblando, y postrándose a sus pies, le declaró delante de todo el pueblo por qué causa le había tocado, y cómo al instante había sido sanada.

Al mencionar la palabra valiente normalmente lo asociamos con lucha, batalla,  aunque definitivamente tiene que ver con un proceso de decisión en la mente y en el corazón para ser valiente y tomar decisiones que tengan que ver con tu entorno y tu vida misma. La biblia habla de muchas mujeres valientes y esforzadas, pero esta mujer  que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada,  se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre.

Es acá donde la fe le da la valentía cuando  Jesús dijo: ¿Quién es el que me ha tocado? Y negando todos, dijo Pedro y los que con él estaban: Maestro, la multitud te aprieta y oprime, y dices: ¿Quién es el que me ha tocado?,  Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí. Esta mujer de repente con temor por todo lo que le rodeaba, pero en ese momento ya Dios le había mostrado una respuesta a su fe, ahora tenía que ser Valiente para confesar que poder de Dios le había sanado. Muchas mujeres oramos, pero no actuamos en fe y con valentía, que determina que tan segura estas en Dios. Esa mujer tenía los ojos puestos como decimos en el argot popular sobre ella, desde el momento en que se arrodillo estaba dando gracias por lo recibido, solo ella y nuestro Señor Jesucristo sabían lo que ocurría, la gente nos puede ver en donde estemos, en el trabajo, en el hogar, en la universidad en cualquier lugar, pero solo El y tu saben lo que ocurre en tu vida.

Una mujer valiente que sabe en la intimidad con Dios que es lo que ocurre con El, no teme a salir delante de muchos a declarar que poder de Dios salió para salvarle, restaurarle, sanarle y ser de testimonio para esa gente que está viendo que si se puede cambiar y servir a Dios siendo valiente y declararlas cosas que Dios ha hecho en tu vida, Mujer se valiente  esfuérzate y arrodíllate que el mundo sepa que Dios hace milagros no importa donde, Él sabe que tu fe puede obrar para grandes cosas.

Oración:

Señor Jesús, pon en mí un deseo de buscar más tu rostro, que aún en medio de todas las dificultades y obstáculos que la vida puedan presentarme, sé tu cumpliendo cada anhelo de mi corazón, lléname de valentía para yo poder sobrellevar cada prueba con tu ayuda, y que por medio de la intimidad contigo, yo pueda salir adelante de cualquier situación.

Bendiciones

“Como La Bella Durmiente”

Mateo 24:27 

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.

 

 Meditación:

Al escuchar el nombre de este personaje inmediatamente nos remontamos al cuento de fantasía concluyendo que la princesa quedó dormida hasta que llegó el príncipe y la despertó.

Sabemos que todo esto es irreal , pero lo que si no es una fantasía es que hay muchas mujeres que están dormidas espiritualmente , sin ánimo de trabajar en el reino , sin ánimo de seguir adelante porque quizás las han defraudado , sin esperanza porque quizás están esperando aún respuestas de parte de Dios , sumergidas en el dolor  etc.  Pero recordemos que  debemos estar despiertas porque si no lo estamos, no podremos vivir un acontecimiento maravilloso cómo será la segunda venida de Jesús,   nuestro espíritu no puede estar dormido, si no al contrario debemos estar atentas , perseverantes y listas para ese momento.

Ese día nosotros estaremos frente a él cara a cara y no tendremos otra opción; pero la opción que si tendremos es de cómo nos encontraremos con ÉL  , ese encuentro será así como un relámpago y nos sorprenderá  y nos presentaremos así como estemos en ese momento ,  no habrá oportunidad de enmendar nada y lastimosamente las que duerman se quedarán.

Mujer no vivas como la bella durmiente ,  alejada de todo lo que pasa , ausente de la obra de Dios ,  no esperes que ese momento llegue sin previa preparación , el cuento es solo una fantasía pero tu vida es una realidad  , nuestro príncipe de guerra es real y viene por una esposa despierta, activa  y  preparada  que le reciba. Si las adversidades han hecho que prefieras dormir para que no te lastimen y no te causen dolor, déjame decirte que no es lo correcto, levántate, abre tus ojos espirituales y prepárate porque eres una guerrera y Dios pelea por ti.

Oración:

Dios ayúdanos por favor para estar despiertas para tu venida , necesitamos convertirnos en esa princesa guerrera que se levanta a pesar de las circunstancias  que pelea aunque no tenga fuerzas y que se prepara para recibir al Rey.

MOTIVADA PARA LA OBRA

 

 

pelicula-142

Loida Medina

Versículo Bíblico: LUCAS 10:27

Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.

Referirnos a la motivación es la inspiración que te genera para realizar las cosas encomendadas. No sé cuál es la motivación o lo que impide que como mujer hagamos ese servicio inspirador.  Acaso ese servicio es con todo el amor a Dios, con todo lo que nuestro corazón pueda atesorar, con todo el alma, y con todo la fuerza que podamos generar en la obra de Dios.

Estar motivado y tener auto-motivación es el nivel de resistencia hacia alguna tarea, actividad que debería ser en cualquier área  de nuestras vidas en un nivel mínimo o casi nulo. Dicho de acuerdo a lo que meditamos, la motivación es aquello que ocurre cuando de hecho te gustaría hacer algo. El Señor nos creó para vivir apasionadamente para Él. De ese modo, disfrutamos de las bendiciones de una relación personal con Dios. Pero hay otros beneficios, también. Como la gracia que nos da para ser instrumentos que atraen a las personas a la vida en Cristo..

Debemos  seguir motivadas ante las respuestas que Dios no da al poner las manos en su Obra Redentora, No debemos como mujeres guerreras dejar que ese amor, que las fuerzas espirituales se nos agoten, porque sabemos que la fuente de vida es nuestro Dios en donde está la motivación la disposición para servirle, debemos tener cuidado de no dejar que nuestro fervor a Dios se debilite. Hna no permita que su fuego se reduzca,  Enfoque su atención en Jesús, Ore y clame a Él con fervor . Hna si Si su fuego por Cristo se ha reducido, tome las medidas necesarias para renovar su pasión. Vivir en estrecha relación con Él, bien vale cualquier esfuerzo y disciplina.

Oración:

Padre quiero ser siempre parte de tu obra, quiero servirte con todo mi corazón, con toda mi mente y con todas mis fuerzas, quiero hacer tu sueño realidad, en llevar tu palabra a todas aquellas almas que necesitan de ti, ayúdame a ser tu instrumento en tu obra.

                                                                          Bendiciones

UNA MUJER DILIGENTE AL SERVICIO DE DIOS

 

descarga

Loida Medina

Versículo Bíblico: Romanos 12:11

El servir en la Obra de DIOS, muchas veces las mujeres lo condicionamos y es por eso que el involucramiento puede ser sin amor, sin diligencia, sin compromiso, sin entusiasmo, sin gozo y a veces lo sentimos hasta  como un compromiso social.  No sé cuál puede ser el tipo de servidora que eres o puedes ser para Dios. Nuestro Señor Jesucristo  sirvió de manera tal que dio su vida por rescatar la vida de cada una de nosotras. Al ver ese sacrifico no podemos olvidar que el vino a servir y no que le sirvieren y si alguna quiere ser grande debe servir a las demás, pero un servicio diligente, con amor, entusiasta que pueda ser de edificación para muchas y no de tropiezo cuando lo hacemos por compromiso ante una sociedad eclesiástica

Encontré unas definiciones de esta palabra que centraliza esta meditación, La diligencia “es la virtud cardinal con la que se combate la pereza. La diligencia procede del latín Diligere que significa Amar, pero en un concepto más vago que de su similar latín Amare que es más general. Forma parte de la virtud de la caridad ya que está motivada por el amor.  Es por eso que ser una servidora diligente es una servidora llena de amor para con Dios y su pueblo.

Diligencia con Dios significa cumplir con los compromisos con él (oraciones, servir, ensenar, predicar, cualquier actividad que se necesite para la obra pero con diligencia sinónimo de amor).

Diligencia con uno mismo significa ser activo, no caer en la pereza, con metas fijas y cumpliéndolas a tiempo.

Diligencia con los demás significa poner entusiasmo en las acciones que se realizan con y para ellos.

Oración:

Señor te pido que seas tú depositando en cada una de las personas ese deseo ferviente por buscar más de tu palabra, por ser diligentes a ellas, y que por medio de nuestro servicio podamos agradarte, y podamos tratar de parecernos a ti, no importando nuestra circunstancia sino siempre poniendo los ojos en ti.

Bendiciones