Una Señal de Amor

Por Jenny Lopez Lowe

David, el joven pastorcito de ovejas, hablaba de la perfección de su Dios desde la perspectiva de su ocupación como pastor. El describía detalladamente los cuidados de un excelente pastor hacia sus ovejas. No hablaba de lo que un trabajador de granja hace para supervisar a las crías, mientras estas esperaban llegar al matadero. Al contrario, describe un cuidado exclusivo lleno de amor y visión hacia la oveja.

David describe a su Dios todo poderoso, como un amoroso cuidador. Uno que protege a sus ovejas de todo peligro. No dejando espacio al peligro, o al temor.

Jehová es mi pastor; nada me faltará.

En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Tu y yo somos ovejas del buen Pastor, estas segura. El no pierde cuidado por ti. Sea lo que sea, que te amenace, tu Pastor, tu Dios, esta contigo.     Salmos  23:1-5

Oro por que en medio de cualquier situación puedas dar testimonio de su presencia en tu vida.

ORACION

Padre Celestial, gracias por tu infinito amor, gracias por invertir en mi vida. Tu eres mi buen Pastor y yo tu amada oveja. 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s