Ahora te toca a tí

Por Jenny Lopez Lowe

Lee: Genesis 11:31 – 12:4       | La Biblia en Un Año: Genesis 16–17; Mateo 5:27–48

GENESIS 11:31-12:4
Téraj salió de Ur de los caldeos rumbo a Canaán. Se fue con su hijo Abram, su nieto Lot y su nuera Saray, la esposa de Abram. Sin embargo, al llegar a la ciudad de Jarán, se quedaron a vivir en aquel lugar, 32 y allí mismo murió Téraj a los doscientos cinco años de edad.
El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré.

»Haré de ti una nación grande,
    y te bendeciré;
haré famoso tu nombre,
    y serás una bendición.
Bendeciré a los que te bendigan
    y maldeciré a los que te maldigan;
¡por medio de ti serán bendecidas
    todas las familias de la tierra!»

Abram partió, tal como el Señor se lo había ordenado, y Lot se fue con él. Abram tenía setenta y cinco años cuando salió de Jarán.

MEDITACION
Las encrucijadas en la vida son puntos de partida. Piensa cuando fue la ultima vez que te encontraste en el lugar de tomar decisiones. Te vistes sin el apoyo o la guía a la que estabas acostumbrada, y ahora la protagonista de tu vida y la de los tuyos eres solamente tu. Estos momentos usualmente nos dejas desorientados, la seguridad que las relaciones estables nos dan puede llegar a su fin, y nos encontramos en situaciones desconocidas. Asi se siente la mujer que después de un divorcio, ahora es categorizada con el lider de su hogar. La esposa que tras la enfermedad o discapacidad de su marido, ahora toma las riendas del hogar. La joven graduada que después de años de estudios y compañerismo y apoyo academico ahora de encuentra el “real world” el mundo real. Si te haz encontrado en momentos asi, o si ahora mismo estas en una situacion donde aquellos a los que admirabas, seguías o escuchabas ya no estan en tu vida, dejame decirte que ahora te toca a ti.
Eso le sucedió a nuestro padre Abraham. Mientras su padre Teraj vivía, él era el que tenía la visión de trasladarse a la tierra de Canaán. Cuando Teraj muere, su hijo Abram se vió en tierra lejana, ahora encargado de su esposa y su sobrino y todo lo que les pertenecia, pero sin su padre, el guía, el patriarca de la familia, el visionario. Es en medio de ese espacio de duelo, luto y tristeza que Abram recibe una responsabilidad a la cual él decide aceptar y obedecer. Abram acepta la vision de seguir hacia una tierra desconocida, mas allá de la tierra Cananea que su padre aspiraba para el y su parentela.
Si estas pasando por un momento de separación, de lo conocido a lo desconocido, no te hundas en la tristeza. Es tu tiempo de recibir la visión hacia donde llevarás a tu familia. Los planes de Dios son grandes y fieles. Eleva tu mirada a los cielos, y pregunta, “Padre y tu que dices?”
ORACION
Padre y tu que dices? Fortalece mi vida con tu poderoso amor, rodeame de aquellos que me recordaran y me enseñarán a amarte y serte fiel. Padre gracias por que ahora es mi turno. En tu nombre Jesus, amen. 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s