Jesus Borraste mi pasado

La mayoría de nosotros tenemos un pasado oscuro, un pasado que no nos gusta recordar en algunos casos, con escenas y episodios que hubiésemos querido no haber vivido, pero que los vivimos y a lo mejor fueron momentos muy difíciles para cada uno.
Ninguno de nosotros era tan bueno, ni mucho menos perfectos, todos teníamos hábitos o costumbres que hoy no nos enorgullece mencionarlas.
Lo hermoso de Dios es que el día que decidimos entregarle nuestra vida, abrirle nuestro corazón y confesar que lo reconocíamos como Señor y Salvador, ese mismo día, en ese mismo instante, DIOS BORRO TODOS nuestros pecados incluyendo nuestro pasado.
Y digo esto en el sentido de que lastimosamente hay muchas personas que viven recordando los errores que cometieron en el pasado, creyendo que Dios aun no los ha perdonado.

La Biblia dice: “Volverás a tener compasión de nosotros. ¡Aplastarás nuestros pecados bajo tus pies y los arrojarás a las profundidades del océano!” Miqueas 7:19 (Nueva Traducción Viviente). Dios es quien arroja nuestro pecados a las profundidades del océano, es decir que Él se olvida de nuestros pecados, de nuestros errores, de aquello que para nosotros aun es vergüenza, para Él ya esta olvidado y perdonado.
Y es que cuando de corazón sincero le pedimos perdón por nuestros pecados, Él nunca negara su perdón, cuando con conciencia pura y una intención que sale de lo profundo de nuestro corazón le decimos que perdone nuestros errores y hay en nosotros un deseo real de no volver a fallar, entonces Dios observa esa intención sincera de encontrar perdón y perdona nuestros pecados.

La Biblia lo dice de esta manera: “Yo soy el que por amor a mí mismo borra tus transgresiones y no se acuerda más de tus pecados” Isaías 43:25 (Nueva Versión Internacional). Más claro no puede estar, Dios mismo nos dice que BORRA nuestras transgresiones y NO SE ACUERDA MÁS de nuestros pecados.
Este mismo versículo en otra traducción dice así: “Yo, sí, yo solo, borraré tus pecados por amor a mí mismo y nunca volveré a pensar en ellos.” Isaías 43:25 (Nueva Traducción Viviente). Que lindo es saber que Él BORRA nuestros pecados y que NUNCA, léelo bien: NUNCA volverá a pensar en ellos.

Ahora yo me pregunto: ¿Si Dios es quien BORRA nuestros pecados y NUNCA volverá a pensar en ellos, porque nosotros seguimos pensando en ellos o sufriendo por los errores que cometimos en el pasado y de los cuales Dios ya nos perdono?

Es tiempo de aceptar el PERDÓN TOTAL de Dios, es momento de ENTENDERLO, de COMPRENDERLO y simplemente ACEPTARLO.

Dios no te perdona porque te lo merezcas, ni porque hiciste merito alguno para merecerlo, ¡No!, Él te perdona porque te ama, porque decides PEDIRLE perdón con sinceridad, entonces Dios no se fija en lo “grande” de tu pecado, sino que simplemente al ver tu corazón sincero y arrepentido, TE OTORGA SU PERDÓN.
Ya deja de seguir sintiendo que Dios no te ha perdonado, ¿Ya te arrepentiste de corazón?, ¿Ya le pediste perdón?, Entonces DIOS YA TE PERDONO.

La mujer creacion maravillosa de Dios

La mujer, esa creación maravillosa de Dios, su papel tan importante en la humanidad!

Por siglos la mujer ha tenido un rol predominantemente enmarcado entre la procreación y el cuidado de la familia. El mundo personal de las mujeres solía ser muy limitado. En la actualidad, la dinámica del mundo de una mujer puede ser muy distinta, y digo puede ser, porque está en ella que sea así o no. En definitiva, la mujer tiene el potencial de desempeñar múltiples e importantes roles para su entorno personal y el mundo en general, el detalle es cuántos roles desea y elige desempeñar.

Claramente, mientras más roles desempeñe con amor y ética, más completa se sentirá en esencia. Entre esos roles que la hacen importante en el mundo actual, se puede mencionar los siguientes:

Como ser humano

La mujer como ser humano tiene un rol protagónico en el mundo actual, así como cada uno de los individuos que lo conforman. Y ese rol se relaciona con la responsabilidad que tiene de cultivarse como ser humano en creencias positivas, principios y valores que al ponerlos en práctica se reflejen en acciones positivas hacia la sociedad y el entorno en general, haciendo de esta manera una diferencia en el mundo y convirtiéndose además en modelo para otras mujeres y también para hombres.

La mujer que se cultiva internamente transforma el mundo que la rodea y, consecuentemente, el mundo en general, recordando que el cambio mundial comienza por el cambio individual.