Quiero creer, pero…

pexels-photo-247195.jpeg

Por Tammy Medina
Cita Bíblica: Marcos 9: 23-24
Introducción:
La duda puede afectar nuestra toma de decisiones y cambiar nuestra forma de pensar, y mucho más puede afectar, como cristianos, a nuestra fe. Pero hay buenas noticias, no siempre la duda es negativa en nuestra vida, si la duda te lleva a investigar, a pensar y a buscar más de Dios para obtener repuestas entonces sabrás que la duda te ayuda como cristiano, si tienes la actitud correcta.
I. QUIERO CREER, PERO… NO QUIERO. Una de las muchas razones para que los cristianos dudemos de lo que Dios está haciendo, es nuestra propia actitud, simplemente no queremos creer en Dios, nuestra correcta actitud como verdaderos cristianos hará que Dios verdaderamente obre en nuestras vidas y a través de ellas pero solamente cuando le creemos y le buscamos de todo corazón (Jeremías 29.13).

II. QUIERO CREER, PERO… NO PUEDO Muchos quisiéramos creer más en Dios, pero hay algo que nos impide creer más, y ese algo puede ser tu desinterés en Dios mismo, puede ser tu falta de compromiso o podría ser tu propio pensamiento, sin importar lo que sea, pídele en oración a Dios que te ayude a cambiar tu mente para renovar tus pensamientos conforme a su voluntad y dejar atrás toda vieja manera de pensar (Romanos 12.2).

III. QUIERO CREER, PERO… NO DEBO Las razones para no creer lo que Dios está haciendo pueden ser muchas, pero quien más ataca (principalmente a los cristianos) para no creer es el mismo Satanás, el padre de la mentira, quien nos hace creer que lo que proviene de Dios no proviene de Él sino del mundo, y es así como somos engañados, pero Dios en su infinita sabiduría nos ha bendecido con la palabra profética más segura (2 Pedro 1.19) en la cual debemos confiar completamente, la única manera para saber a qué debemos creer es teniendo una comunión íntima con Dios para que nos de sabiduría por medio de su Santo Espíritu.

Conclusión:
Nuestra mejor actitud ante cualquier situación, sea prueba, escasez o enfermedad, debe ser pedir a Dios que fortalezca nuestra fe y nuestra confianza en Él, porque sus caminos son perfectos, demostrémosle a este mundo que todavía existen cristianos que viven conforme a la soberana voluntad de Dios.
Y Toda respuesta o conclusión a la que lleguemos debe ser respaldada por la palabra de Dios.

 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s