MUJER YO SOY TU DIOS QUE TE SOSTIENE.

POR Leyla  Zuniga

Imagen relacionada

Gen 21:14 Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba.

Gen 21:15 Y le faltó el agua del odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto,

Gen 21:16 y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré

Cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró.

Gen 21:17 Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo,

Y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.

Gen 21:18 Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación.

Gen 21:19 Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho.

Gen 21:20 Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco.

     INTRODUCCION:

Hay momentos en la vida que parece que todo se acaba y no hay esperanza, y eso fue lo que le paso a Agar cuando Abrahán le despacho de su casa con su hijo Ismael siendo un adolescente y solo le dio   un odre de agua y un poco de pan, ella anduvo por el desierto de Beerseba y se le acabo el agua y el pan.

1. AGAR ESTUVO EN EL DESIERTO Y SE LE ACABO EL PAN Y EL AGUA.

La angustia por falta de sed no puede ser comparada por la de alimentos. Los que han pasado por esto la describen, como el deseo de beber un poco de agua consume la garganta produciendo un lamento por causa de la desesperación y el anhelo de un poco de agua;  Eso fue lo que le paso Agar y a su hijo Ismael caminaron por el desierto y el poco de pan y agua que habían recibido se les acabo, no tenían la esperanza de encontrar alimento ni agua en el desierto, no había un padre que cuidara de este joven, ni un esposo que apoyara  a esta mujer  parecía que todo había acabado.

La biblia nos relata que ante el sufrimiento de su hijo y la impotencia de no poder satisfacer la necesidad del joven Agar decidió colocarlo bajo la sombra de un arbusto y apartarse un poco para no verlo Morir.

2. EL DESIERTO NO PUDO OCULTÓ A AGAR E ISMAEL.

Aunque Agar e Ismael estaban solos en el desierto el cual era grande y era sinónimo de soledad, abandono, dolor, escases, humillación y muerte.

El desierto no pudo ocultar a Agar e Ismael de los ojos y Oídos de Dios; El vio su situación y escucho el llanto desgarrador de Ismael en el desierto.

Y le hablo a Agar diciéndole: Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación.

El Dios que hablo a Agar es el mismo Dios que hoy le está hablando a cada mujer que se siente sola, abandonada, transitando por un desierto viendo a sus hijos desamparados, sin futuro, marcados por la soledad el abandono y la muerte, diciéndoles mujer levántate alza al muchacho y sostenlo con tu mano porque no va morir en el desierto yo hare de él o de ella un gran hombre o mujer.

Dios sigue diciéndole a las mujeres levántate yo he escuchado el llanto de tus hijos; y yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

 3. AUN EN EL DESIERTO DIOS DARA FUENTES DE AGUA

Cuando agar creía  que iba a perder todo lo que tenía a su hijo Ismael, que ya no había esperanza para ella, que el desierto seria la sepultura de su hijo y de ella , Dios le provee no un poco de agua sino una fuente de agua donde ella pudo llenar su odre y darle de beber a su hijo. Amada mujer aun en el desierto Dios hará brotar fuentes de agua que cambiara tu historia y la de tus hijos, levantare recuerda que Dios te sostiene de su mano derecha.

Gen 21:20 Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco.

    Oración: Dios gracias porque usted sigue viendo la soledad, el abandono, humillación, maltrato que cada mujer le ha tocado pasar.  Gracias por escuchar el llanto de sus hijos y gracias por abrir los ojos de cada mujer y mostrarle las fuentes de bendición que hay para ellas.

 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s