“Encontrando la Roca”

 

matrimonio.jpg

Texto bíblico: 1 Corintios 10:4 – Juan 7:37-38, 6:35

Cuando pensamos en edificar una casa, lo primero que hacemos es un plan de cómo queremos la casa, luego vemos el terreno si es apto o tiene solidez para levantar el edificio, una de las necesidades básicas para todo hogar es una casa, luego se convierte en el centro de operaciones de toda una familia porque es el espacio de convivencia   un espacio intimó.

La casa llena de las necesidades básicas del hombre, pero no las necesidades más profundas de un hogar.

“con el dinero se puede fundar una casa esplendida, pero no una familia dichosa” Tamayo y Bauss

La pregunta es ¿quién llena tus necesidades más profundas?

Como seres humanos tenemos necesidades que se siente instintivamente motivados a satisfacer toda su vida y son:

  1. Aceptación : saber que usted es amado y necesitado por otros
  2. Identidad: saber que usted individualmente usted es significativo y especial
  3. Seguridad: saber que usted está bien protegido y mantenido
  4. Propósito saber que usted tiene una razón porque vivir

La mayoría de las personas buscamos una satisfacción interna a través de un método más rápido y seguro muchas veces hemos cometido el error de depositar nuestra confianza en personas o en cosas. Y esperamos que el conyugue haga por ellos lo que solo Jesús puede hacer.

Sin embargo, la persona más espiritual de la tierra es muy mortal, y por lo tanto bastante limitada cuando uno pone mucha de sus esperanzas en una persona siempre va rumbo hacia una desilusión y en ocasiones a un desastre.

La pablara de Dios nos dice lo que podemos esperar si caemos en la trampa de confiar en alguien o en algo más que en Dios para satisfacer esas necesidades que Dios ha puesto en nosotros con el fin de acercarnos a él .

Al inicio de esta meditación nos referimos de una casa debe construirse un terreno sólido. Nuestro matrimonio debe tener un fundamento sólido, ya que la fuente de satisfacción de nuestra necesidades más profundas es el factor más importante del matrimonio, así como el hombre prudente edifico sobre la roca (Mateo 7:24)

Nosotros también permitamos que Jesús se nuestra roca y nuestra fuente inagotable de vida, en cualquiera de nuestras necesidades profundas y cultivamos nuestro corazón y edifiquemos cada día nuestro matrimonio sobre su palabra.

 

 

 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s