¿Cuantas vacas?

vacas

A mí me encantan los cuentos, me encanta leer las biblia y ver las parábolas que Jesús contaba a sus discípulos, me imagino la gracia que Jesús ponía al relatar cada Historia.
Ahora, leer la historia de Jesús propiamente es otro la tonalidad, es alguien que murió por mí, no es una historia más, no es un cuento más, ES un hecho real.
Cuanto tuvo que sufrir Jesús en la cruz, el dio la vida, no por el mundo, la dio por MI.
La Biblia dice en Isaías 53:4-7: “Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Más Él herido fue por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz fue sobre Él y por su llaga fuimos curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino, más Jehová cargó en Él, el pecado de todos nosotros. Angustiado Él y afligido, no abrió su boca, como cordero fue llevado al matadero y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció y no abrió su boca”.

Así que mujer te pregunto… ¿cuánto vales? ¿Lo sabes? ¿Si fueses un artículo para venta, que articulo serias? ¿En qué tienda estarías? ¿Si te ofrecieran en una subasta cual sería tu precio?
Cuentan que dos marineros que iban navegando por los mares del sur, desembarcaron en una preciosa isla para descansar.
Los habitantes de la isla les recibieron con gran entusiasmo y durante varios días les agasajaron con fiestas.
Uno de los días, los marineros decidieron dar un paseo por la isla y se encontraron con una muchacha que estaba lavando ropa en el río.
Uno de los marineros se acercó a ella y le preguntó: “¿Cómo te llamas?”
La muchacha no respondió. El marinero pensando que no le había escuchado le volvíó a preguntar: “¿Cuál es tu nombre?”.
La muchacha se giró y le dijo: “Lo siento no puedo hablar contigo sin estar casada antes”.
” Entonces me casaré contigo”, le respondió el marinero.
El otro marinero le dijo: “¡Estás loco!””¡Apenas la conoces!” ” Además hay otras muchachas mucho más bellas que ella”.
“Me casaré con ella”, le respondió el amigo “y espero que te quedes para mi boda ya que yo ya no me marcharé”.
“Como tu quieras amigo”, le respondió el marinero.
Y así se dirigieron a hablar con el padre de la muchacha para pedirla en matrimonio.
“Señor”, le dijo el marinero “deseo casarme con su hija”
El padre se mostró encantado y le dijo: “forastero si te quieres casar con una de mis hijas tendrás que pagarme una dote de 9 vacas”. “¿con cuál de mis hijas deseas casarte?”
“Quiero casarme con la muchacha que lavaba ropa en el río”, le respondió el marinero.
Sorprendido ante la elección del marinero ya que sus otras hijas eran mucho más hermosas, le dijo ” en ese caso sólo tendrás que darme 3 vacas “.
El marinero le replicó, “Te pagaré las 9 vacas”.
Y así fue. El marinero se casó con la muchacha que lavaba ropa en el río y su amigo se quedó a presenciar la boda para posteriormente zarpar de nuevo.
Pasado un tiempo el marinero volvío por la isla y decidió ir a vistar a su amigo, Sentía curiosidad por saber cómo le iban las cosas y si seguía casado.
Al llegar a la isla, vió a un grupo de hombres y mujeres que iban cantando y bailando. En el centro iba una muer hermosísima con el cabello adornado con unas flores.
Se detuvo para contemplar la imagen y ver la belleza de la mujer.
Al cabo de un rato encontró a su amigo.
Se saludaron con gran entusiasmo y el marinero le preguntó si seguía casado.
“¡Por supuesto!”, le dijo él. ” De hecho te habrás cruzado con ella de camino”.
El marinero no recordaba haberse cruzado con ella.
“Si”, le dijo el amigo. “Hoy es su cumpleaños y están celebrándolo”
¡Era la mujer que iba en el centro bailando!.
“¿Cómo es posible?”, le dijo el marinero. “Esa mujer no se parece en nada a la muchacha que yo conocí”.
“Muy sencillo”, le contestó el amigo. “Me dijeron que valía 3 vacas y yo la traté como si valiese 9 vacas”
Trata a un hombre como lo que es y seguirá siendo como es; trátalo como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser.

Dios te trata como lo que realmente vales,
¿Por qué pemitis que otros te traten con menos valor?

Mujer… date el lugar que Dios dijo que tenia.

¡Gracias padre por tu gran amor, Gracias Hijo por tu sacrificio, Gracias espíritu santo por guiarme!

vacas

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s