¡SOY PERDONADA!

“Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?

Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.”

Juan 8:10-11

 

Todas en algún momento de nuestra vida hemos experimentado el sentimiento de culpa, de vergüenza y hasta quizás fuimos acusadas y expuestas al escarnio público como aquella mujer que fue llevada delante del maestro por cometer pecado de adulterio, sin embargo Jesús no la condenó, sino que con su infinito amor le dio el regalo del perdón y la restauración.

La Palabra dice que aunque nuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos.  Cuando venimos a Dios con un corazón sincero y humillado delante de su presencia reconociendo nuestras fallas, Él es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad; su propósito es que todos seamos llamados al arrepentimiento, que nos despojemos de la vieja naturaleza la cual fue crucificada juntamente con Cristo y podamos vivir la vida plena que Jesús nos vino a dar.

Si el Señor nos ha perdonado, ¿por qué te sigues condenando? mujer perdónate a ti misma, levántate, alza tus ojos al cielo y de la mano de Tu Padre sigue tu camino sin mirar atrás, experimenta su restauración y vive de la forma que Dios quiere que vivas, libre, sin ataduras, sin cargas en tus hombros, siendo un testimonio vivo de su poder transformador.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s