MUJER PELEA POR TUS HIJOS

woman carrying baby at beach during sunset

Photo by Pixabay on Pexels.com

LEYLA YADIRA ZUNIGA LUNA

2Samuel 21:8 Pero tomó el rey a dos hijos de Rizpa hija de Aja, los cuales ella había tenido de Saúl, Armoni y Mefi-boset, y a cinco hijos de Mical hija de Saúl, los cuales ella había tenido de Adriel hijo de Barzilai meholatita,

2Sa 21:9 y los entregó en manos de los gabaonitas, y ellos los ahorcaron en el monte delante de Jehová; y así murieron juntos aquellos siete, los cuales fueron muertos en los primeros días de la siega, al comenzar la siega de la cebada.

2Sa 21:10 Entonces Rizpa hija de Aja tomó una tela de cilicio y la tendió para sí sobre el peñasco, desde el principio de la siega hasta que llovió sobre ellos agua del cielo; y no dejó que ninguna ave del cielo se posase sobre ellos de día, ni fieras del campo de noche.

2Sa 21:11 Y fue dicho a David lo que hacía Rizpa hija de Aja, concubina de Saúl.

2Sa 21:12 Entonces David fue y tomó los huesos de Saúl y los huesos de Jonatán su hijo, de los hombres de Jabes de Galaad, que los habían hurtado de la plaza de Bet-sán, donde los habían colgado los filisteos, cuando los filisteos mataron a Saúl en Gilboa;

2Sa 21:13 e hizo llevar de allí los huesos de Saúl y los huesos de Jonatán su hijo; y recogieron también los huesos de los ahorcados.

2Sa 21:14 Y sepultaron los huesos de Saúl y los de su hijo Jonatán en tierra de Benjamín, en Zela, en el sepulcro de Cis su padre; e hicieron todo lo que el rey había mandado. Y Dios fue propicio a la tierra después de esto.

 

INTRODUCCION:

El amor de una madre es incomparable, solo lo supera el amor que Dios tiene por cada uno de nosotros. Por eso a través de la palabra y en situaciones de la vida diaria encontramos el sacrificio y esfuerzo que las madres realizan para cuidar a sus hijos y Rizpa es una mujer que cuido de sus hijos aun después de muertos.

Rizpa fue concubina del rey Saúl, quien tuvo dos hijos Armoni y Mefi-boset,

La biblia nos enseña en Josue 9:3 18 -que en el tiempo que Josué estaba en la conquista de la tierra que Dios les había prometido. Mas los moradores de Gabaón, cuando oyeron lo que Josué había hecho a Jericó y a Hai,  usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores, y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados,  y zapatos viejos y recosidos en sus pies, con vestidos viejos sobre sí; y todo el pan que traían para el camino era seco y mohoso.  Y vinieron a Josué al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los de Israel: Nosotros venimos de tierra muy lejana; haced, pues, ahora alianza con nosotros.  Y los de Israel respondieron a los heveos: Quizás habitáis en medio de nosotros. ¿Cómo, pues, podremos hacer alianza con vosotros?  Ellos respondieron a Josué: Nosotros somos tus siervos. Y Josué les dijo: ¿Quiénes sois vosotros, y de dónde venís?  Y ellos respondieron: Tus siervos han venido de tierra muy lejana, por causa del nombre de Jehová tu Dios; porque hemos oído su fama, y todo lo que hizo en Egipto,  y todo lo que hizo a los dos reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán: a Sehón rey de Hesbón, y a Og rey de Basán, que estaba en Astarot.   Por lo cual nuestros ancianos y todos los moradores de nuestra tierra nos dijeron: Tomad en vuestras manos provisión para el camino, e id al encuentro de ellos, y decidles: Nosotros somos vuestros siervos; haced ahora alianza con nosotros.  Este nuestro pan lo tomamos caliente de nuestras casas para el camino el día que salimos para venir a vosotros; y helo aquí ahora ya seco y mohoso. Estos cueros de vino también los llenamos nuevos; helos aquí ya rotos; también estos nuestros vestidos y nuestros zapatos están ya viejos a causa de lo muy largo del camino.  Y los hombres de Israel tomaron de las provisiones de ellos, y no consultaron a Jehová.    Y Josué hizo paz con ellos, y celebró con ellos alianza concediéndoles la vida; y también lo juraron los príncipes de la congregación.  Pasados tres días después que hicieron alianza con ellos, oyeron que eran sus vecinos, y que habitaban en medio de ellos. Y salieron los hijos de Israel, y al tercer día llegaron a las ciudades de ellos; y sus ciudades eran Gabaón, Cafira, Beerot y Quiriat-jearim. Y no los mataron los hijos de Israel, por cuanto los príncipes de la congregación les habían jurado por Jehová el Dios de Israel. Y toda la congregación murmuraba contra los príncipes. Mas todos los príncipes respondieron a toda la congregación: Nosotros les hemos jurado por Jehová Dios de Israel; por tanto, ahora no les podemos tocar.

Josué hizo un pacto con los gabaonitas y el rey Saúl no cumplió el pacto y quiso destruir a los gabaonitas

2Samuel 21:1 Hubo hambre en los días de David por tres años consecutivos. Y David consultó a Jehová, y Jehová le dijo: Es por causa de Saúl, y por aquella casa de sangre, por cuanto mató a los gabaonitas.

El rey David quiso hacer quiso hacer justicia y les pregunto a los gabaonitas que pedían ellos, y pidieron que se les entregara siete hombres de los descendientes del Rey Saúl para colgarlos. Por lo que le Rey les entrego los dos hijos de Rizpa concubina de Saúl y los cinco hijos de Milcal hija de Saúl.

  1. RIZPA Y SUS HIJOS SUFRIERON POR LOS ERRORES DE SUS ANTEPASADOS

Ella presencio la muerte de sus dos hijos, tomo una tela de cilicio y se quedó dónde estaban los cuerpos de sus hijos.

El cilicio era una tela áspera, generalmente hecha de pelo de cabra, de color negro. Este mismo material se utilizaba para la fabricación de sacos o costales. En los tiempos bíblicos, se vestían de cilicio como una expresión de duelo, Esto era una expresión de dolor y sufrimiento.

  1. RIZPA PELEO POR SUS HIJOS AUN DESPUES DE SU MUERTE.

2Sa 21:10 Entonces Rizpa hija de Aja tomó una tela de cilicio y la tendió para sí sobre el peñasco, desde el principio de la siega hasta que llovió sobre ellos agua del cielo; y no dejó que ninguna ave del cielo se posase sobre ellos de día, ni fieras del campo de noche

Es posible que muchos la criticaron, creyendo que no tenía sentido lo que Rizpa estaba haciendo. Pero ella era una madre que estaba dispuesta a pelear para honrar a sus hijos si el pecado del padre los llevo a una muerte en deshora ella quería una sepultura diferente.

Mientras cuidaba los cadáveres de sus hijos, enfrentó las inclemencias de la naturaleza, el frio, el calor, el aire, el polvo. etc.  Defendió los cuerpos de sus hijos para que no fueran devorados por las aves de rapiña en el día y las fieras del campo por la noche, vivió esta situación, no por unos días o unas semanas sino por cinco o seis meses aproximadamente, dice la palabra que hasta que terminó el tiempo de la siega.   Y no solo eso sino que soportó el proceso de descomposición que por estar expuestos a los elementos naturales, como el aire y el sol, era aún más rápido el proceso. Imagínate la escena!… El olor que expedían los cuerpos ya en descomposición!  Ya se empezaban a caer los huesos y partes de la piel. Y ella… cansada, mal alimentada, sin aseo, quizá enferma Solo mantenía con ella un manto que llevó consigo, para ahuyentar las aves y las bestias que querían terminar con los restos de sus hijos.

7 varones fueron ejecutados, solo 2 eran hijos de Rízpa, el resto eran hijos de Mical, hija del Rey Saul. Donde estaba ella? … No lo sabemos, la biblia no lo dice, pero lo que si sabemos es que no estaba donde debería estar.

Rízpa también,  no se dejó dominar por las emociones., aunque le dolió,  seguramente lloró, su corazón se quebrantó, pero se mantuvo firme, hasta lograr su propósito.

 

  • RIZPA QUITO LA DESHONRA DE SUS HIJOS

 Rizpa no se dejó vencer ante las circunstancias adversas, quitó la deshonra de la memoria de sus hijos, pues el morir ahorcado era una deshonra, ahora ellos reciben una digna sepultura, ya que pertenecían a un linaje real.  Y cuando oyó el Rey David lo que había hecho esta mujer por sus hijos, mando traer los huesos de los jóvenes y ordenó que los sepultaran en el sepulcro real Junto a los huesos del Rey Saúl.

Admirable lo que logró esta gran mujer con su actitud, ella fue madre aún más allá de la muerte de sus hijos. Se necesita madres como Rizpa que tomen valentía por sus hijos que están muertos espiritualmente, o por sus hijos que son pequeños aún pero que necesitan diariamente ser cubiertos con la oración para que no sean afectados por la mala influencia el día de mañana.

Los hijos de Rizpa colgaban literalmente de una horca, de donde cuelgan tus hijos hoy?  De la rebeldía?, del alcohol?, drogas?, depresión?, mala influencia?, de la apatía espiritual?… cualquiera que sea su situación, hermana , levántate en el Nombre del Señor Jesús y toma ese manto como Rizpa  ahuyenta esas aves de rapiña, espíritus demoniacos y esas bestias del campo, principados, potestades que quieren acabar con la vida de tus hijos. No es un manto literal, nuestro manto es espiritual, es la oración, el ayuno, la Palabra de Dios. Su hijos no terminaran devorados por el enemigo, ellos son Siervos del Dios Altísimo, porque ellos también pertenecen al Linaje Real. (1 Pe. 2:9).

ORACIÓN:

Padre celestial, oramos para que cada madre se levante en el nombre de Jesús como una Rizpa peleando a favor de sus hijos, para que su gracia amor y misericordia los cubra de toda ave de rapiña que quiera posar sobre ellos y destruirles; que cada madre esté dispuesta a defender a sus hijos aun cuando el enemigo la sociedad y el mundo digan que ya no hay esperanzas para ellos

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s