Yo también, siendo mujer, recibo herencia en la tierra

mujer-virtuosa

ELABORADO POR : Glenda Ruiz

Fecha:  5 mayo 2018

Números 27:1—11, Números 36:1—12

Las hijas de Zelofehad, una  historia en la Biblia que relata la muerte de un padre que no tenía hijo varón, cinco mujeres eran sus hijas y ellas no podían heredar de su padre en ese tiempo. Pero ellas fueron mujeres sin temores y  resueltas a reclamar lo suyo, aún cuando era contrario a la Ley antigua. Y dijeron a Moisés, al sacerdote y toda la Asamblea: ¿Por qué ha de desaparecer el nombre de nuestro padre de entre su familia sólo por que no tuvo hijo? Dennos Herencia entre los hermanos de nuestro padre. El caso excepcional lo presentó Moisés ante el Señor. Y el Señor dijo: las hijas de Zelofehad tienen razón en lo que dicen.  Ciertamente les darás herencia y pasarás a ellas la herencia de su padre.

Estas mujeres nos dan un ejemplo de valor, estima, resolución, conquista,  libres de prejuicios, lo cual debemos las mujeres adoptar ante muchas injusticias que todavía en estos tiempos ocurren contra las mujeres y sus derechos. Esta historia se asemeja a mi historia familiar, donde cinco hijas mujeres, a criterio de mi padre no teníamos derecho a ser mujeres profesionales; según su posición sólo los hombres debían ir al colegio y la Universidad. En el área rural de nuestro país aún se dan estos patrones de negar derechos legítimos a la mujer como lo es de obtener títulos profesionales. Se nos cierran oportunidades para asumir  posiciones gerenciales importantes en empresas; y aún en las congregaciones es visto de menos el liderazgo de la mujer.

Mujer, el Señor ratificó la petición de aquellas cinco mujeres, diciendo: Si tienen derechos para que vivan una vida digna.

Tenemos derecho a educación y prepararnos como profesionales.

Tenemos capacidad para ocupar lugares importantes en la sociedad, la Iglesia, los negocios propios o heredados.

Muchas veces lo que necesitamos es quitarnos las vestiduras de baja autoestima, temores, pensamientos de fracaso, orgullo y  otros, para tomar el lugar al cual Dios nos predestinó desde antes de la Fundación del mundo, como dice la Biblia. Llenemonos de grandes resoluciones del corazón para pelear espiritualmente y conquistar  todo lo que se nos ha negado por el hecho de ser mujer.

ORACIÓN

Padre celestial hoy te presentamos a todas las mujeres del planeta tierra, dándote gracias por habernos creado con todas las cualidades especiales para que tu propósito se cumpla en cada una de nosotras. Fortalecenos para ser mujeres valientes y guiar a las mujeres jóvenes a caminar en la senda de victoria.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s