?SERA QUE SOMOS AGRADECIDOS?

19641901-mujer-alegre-de-pie-frente-a-un-árbol-con-las-manos-bien-abierta-mirando-al-cielo

 

POR: Evelyn Johana Andrade Cruz 22/05/2018

“He sido hecho de forma portentosa y maravillosa” (Salmo 139,14). Partiendo de aquí, sólo hay un paso para lograr ver a todo el universo y hasta a las cosas más insignificantes como sorprendentes. Comenzando por el modesto punto de partida de las pequeñas sorpresas de cada día, la práctica de la gratitud nos puede llevar hasta las alturas más trascendentales.

Es como si hasta ese momento hubiéramos estado dormidos, alejados de la realidad, perdidos en este mundo, soñando despiertos o caminando como sonámbulos en medio de la rutina, hasta que escuchamos nuestra canción favorita en la radio, o desde los charcos en el estacionamiento levantamos la mirada y vemos un arco iris, o suena el teléfono y escuchamos la voz de un viejo amigo, y así, de repente, nos despertamos. Hasta que toca también la puerta la muerte y nos trae a la realidad. Probablemente al principio no nos guste; sin embargo después, al mirar hacia atrás, somos capaces de reconocer esa situación como un don. Monotonía equivale a muerte; sorpresa equivale a vida. De hecho, el nombre que yo prefiero usar para Aquel a quien adoro (el único nombre que no le pone límites a Dios) es Sorpresa.

La sorpresa es una semilla: la gratitud brota cuando aceptamos el desafío que esa sorpresa nos plantea.

Los grandes representantes de la vida espiritual tienen esa energía vital precisamente por ser profundamente agradecidos. Nuestra gratitud puede crecer con la práctica. ¿Dónde deben comenzar los principiantes? El punto de partida obvio es la sorpresa. Podemos hacer crecer las semillas de la gratitud con sólo darle lugar a la sorpresa. Si la sorpresa es algo que se da ante lo inesperado, el secreto es entonces no tener expectativas. O puede ser que no estemos encantados con el trabajo que hacemos, pero si por un momento dejamos de darlo por descontado, nos sorprenderemos con el sólo hecho de tener trabajo, siendo que tantos millones están desempleados. Si estas cosas producen en nosotros una chispa de gratitud, entonces podremos estar un poco más alegres cada día, un poco más llenos de vida.

Oración.

Dios padre, eterno rey, estoy agradecida con todo lo que usted ha permitido en mi vida, las pequeñas cosas toman su valor; cuando dejamos de hacerlas por una u otra razón, por eso te doy gracias padre bueno por su bondad, ayúdeme Señor a mantener siempre un corazón agradecido en el nombre de Jesús. Amen.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s