Amor y Valor

Por Karynna Zeron.amor y valor

Lucas 12:16-31

También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.   Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido. Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa, ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves? ¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo? Pues si no podéis ni aun lo que es menos, ¿por qué os afanáis por lo demás? Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan, ni hilan; mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos. Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe? Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud.  Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas. Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

El amor es la esencia de la vida, quien lo conoce, sabe el verdadero valor de la existencia.

Muchas veces nos formamos conceptos erróneos del valor, pensamos que las personas tienen valor por lo que poseen, o por sus logros profesionales o posiciones económicas, incluso en ocasiones hemos dejado que esto afecte hasta nuestro autoestima y por no poseer o haber alcanzado las metas que nos hemos propuestos pensamos que no valemos que no tenemos valor, que somo inmerecedores de las bendiciones que Dios tiene preparadas para nuestras vidas,  Sera esto falta de amor propio? hemos tergiversado el concepto de valor.

Realmente el verdadero valor de una persona es el amor, el amor a Dios su creador, el amor a sus semejantes, el amor propio, el amor con que hace las cosas, el amor que lo impulsa a actuar eso es lo que realmente da valor a las personas inclusa a las cosas, hay pequeños detalles que hacen grandes por la forma en que fueron hechos, o por los sacrificios en que fueron entregados.

La Biblia nos dice a través del evangelio de Lucas que a veces construimos tesoros en el tierra creyendo que así seremos personas de valor y realmente debemos construir tesoros en el cielo , las riquezas son valores terrenales que hoy los puedes tener y manana no, y por eso no te hace una persona con valor.

A veces pensamos que porque no tenemos un apellido reconocido y riquezas materiales o títulos profesionales no somos importantes, pues la verdad es que para Dios somos sumamente importantes al grado que tiene contados cada uno de nuestros cabellos, te imaginan cuantas personas hay en el mundo, cuantos cabellos hay………..

El amor de Dios es indescriptible, es infinito y por eso el tiene cuidado de ti y de mi, el conoce tu futuro, el cuida de nosotros, el suple nuestras necesidades, sana nuestras dolencias, restaura nuestros corazones, nos da paz, nos consuela y siempre esta ahí para nosotros las 24 horas los 7 días a la semana, todo por amor.

Oración:

Señor Jesús hoy te damos gracias por tu infinito amor, por el valor que nos das, por haber derramado hasta la ultima gota de sangre en la cruz para darnos valor, sabemos que fue ese gran amor el que te mantuvo en esa cruz, para darnos vida, para que pudiéramos gozar de tus bendiciones, de tu paz, de tu gracia. Padre hoy queremos pedirte que nos ayudes a que nuestro amor por ti crezca cada día mas, que nazca en nosotros el verdadero amor propio y podamos amar a los demás como tu nos manda que empecemos a construir las riquezas en el cielo, que tu te sientas orgulloso de nosotros que seamos hombres y mujeres con amor y valor.

Amen.

 

 

Primer Gran Mandamiento

Por Karynna Zeron

 

primer mandamiento.jpg

¿Sabes cuál es el primer y gran mandamiento?,

 

 

 

Tanto en el antiguo testamento como en el nuevo encontraremos este mandamiento.

 

 

Dios nos dejó un deber el cual debemos de cumplir, y es el de amarlo.

 

“Amarás al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza.”

Deuteronomio 6.5

“Y Él le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y

con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento.”

Mateo 22.37,38.

Dios es un Dios de amor, y lo único que nos pide es que lo amemos, en su palabra

también nos dice que es el amor en Corintios 13 “El amor es sufrido, es benigno; el

amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada

indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia,

más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El

amor nunca deja de ser;” por lo que, si lo amaramos a él, siendo el amor auténtico del

que nos habla Corintios este mundo sería diferentes, seriamos mujeres que

marcaremos la diferencia, porque amando a Dios amamos al prójimo y nuestro ver

sería distinto ya que en primer lugar estaría Dios y en segundo el prójimo, pero para

que esto llegara a ser así debemos amar a Dios con todo el corazón, alma, fuerzas y

mente.

Corazón: Órgano central del aparato circulatorio, situado en el interior de la cavidad

torácica, encargado de impulsar la sangre a través del sistema vascular.

El cerebro es el responsable de las emociones, pero el corazón es el que envía las

señales emocionales e intuitivas al cerebro. Las emociones están instantáneamente

conectadas al ritmo del corazón, que se altera enseguida con cualquier emoción. Tú te

enamoras, sientes mariposas en el estómago, te late más rápido el corazón, dices que

 

el corazón se te quiere salir y te falta el aire. Pero la lista de síntomas empieza en el

corazón, el iniciador, el que envía el mensaje para que el cerebro envía mensajes al

resto del cuerpo (como los nervios, por ejemplo). es por eso que también Dios te dice

que lo ames con toda tu mente.

Alma: Principio espiritual que informa el cuerpo humano y con él constituye la esencia

del hombre.

Nosotros, los creyentes, estamos convencidos de que el alma es inmortal. una vez que

fallecemos o morimos, el cuerpo desaparece, el alma continúa consciente en las

moradas del Padre Dios. Así como lo dice la Biblia. Apocalipsis 6:9 dice que el apóstol

Juan vio en la eternidad “las almas de los que habían sido muertos”.

Podríamos interpretar que “te quiero con todo mi corazón”, estamos diciendo que

quiero el tiempo que duren nuestras vidas en la tierra. y cuando decimos, “te quiero

con toda mi alma”, estamos diciendo te querré en esta vida y en la otra, en la tierra y

en el cielo. esto podríamos respaldarlo con lo que nos dice la Biblia donde se afirma la

primacía del alma sobre el corazón cuando de amor se trata. así fue el caso de

Siquem y Dina (Génesis 34) “su alma se apegó a Dina y se enamoró de la joven”.

Siquem se enamoró de Dina con el alma, no con el corazón. y en el libro de Números,

capítulo 30, Moisés da instrucciones al pueblo judío sobre la ley de los votos. En ella,

las parejas habían de comprometerse mutuamente con el alma, no con el corazón.

En la literatura universal, el libro más antiguo que existe sobre el amor es el Cantar de

los Cantares, atribuido a Salomón, es el más bello poema de amor, aquí se insiste en

que amamos con el alma, no con el corazón. varios versículos:

1:7: “Hazme saber, oh tú a quién ama mi alma”.

3:1-4: “Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma”.

“Buscaré al que ama mi alma”.

“¿Habéis visto al que ama mi alma”?

“Hallé luego al que ama mi alma”.

Entonces podemos concluir que Dios quiere nuestro amor aquí y en la eternidad,

porque Él así nos ha amado, nos ama y así nos amará, Él es Eterno, Principio y Fin, El

pensó en ti y en mi desde antes de fundar esta tierra, así como lo dice Efesios 1.4-5

“según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y

sin mancha delante de Él. En amor nos predestinó para adopción como hijos para sí

mediante Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad,”

Hoy más que nunca, estoy agradecida con Dios por haberme bendecido con un padre

excepcional (QDDG) un hombre que amo a Dios y me enseñó a cumplir con ese gran

mandamiento, y por ese gran amor a Dios, nos pudo amar a nosotros, nunca olvidaré

sus hermosas palabras:

HIJA TE AMO TODOS LOS NÚMEROS…

Los números son infinitos no tienen fin, como el alma.

Fuerzas: Estas fuerzas, la cual queremos enfatizar es la que se refiere a la dedicación

en aquello que debemos ser y en lo que debemos hacer, ser genuinos, verdaderos,

aplicados, esmerados, entregados a nuestro Dios, consagrados siempre a Él, así

como su palabra lo dice en Eclesiastés 9:10 “Todo lo que tu mano halle para hacer,

hazlo según tus fuerzas…”  Con el tiempo, somos testigos de su compasión,

misericordia, gracia y amor por nosotros, así como su odio por el pecado, su santidad

y su justicia. No podemos amar a alguien que no conocemos, por lo tanto, conocer a

Dios debe ser nuestra primera prioridad, al caminar con Él conoceremos su fidelidad,

en tiempos de luchas y pruebas que crece cada día más un profundo amor por Dios.

Aquellos que buscan a Dios y su justicia, que toman en serio el mandato de amarlo

sobre todas las cosas, son aquellos que están apasionados por las cosas de Él,

deseosos por estudiar la palabra de Dios, por orar, por obedecer y honrar a Dios en

 

todas las cosas, y deseosos de hablar de Jesucristo con otros.

Oracion

Señor Jesús en este día te damos gracias por tu infinito amor, por amarnos desde antes de crear este mundo, por tu fidelidad, por enseñarnos a como debemos amarte, hoy te pedimos que nos ayudes a poder cumplir tu palabra, a poder cumplir con el gran mandamiento, queremos amarte con nuestro corazón, con nuestra alma, nuestras fuerzas y mente, toma el control de nuestros pensamientos, a que nos podamos enamorar de ti.

Amen.