¡Señor, Aquí está tu Sierva!

rendida

“Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor, Hágase conmigo conforme a tu palabra…”  Lucas 1:26-38

María cuando oyó la salutación del ángel Gabriel con la noticia de su embarazo repentino y producto del Espíritu Santo, dijo una frase hermosa: He aquí la sierva del Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra.

La noticia que María recibió fue impactante y nada fácil de obedecer. Era una posición difícil y vergonzosa en extremo:

  • Comprometida para casarse con José
  • Enfrentaría el estigma de la maternidad fuera del matrimonio.
  • José sabría que el niño no era de él.
  • Sería acusada de adulterio (ofensa que era castigada con el apedreamiento)

Pero ella se sometió con gracia y buena disposición a la voluntad de Dios.

Cuanto necesitamos como mujeres rendirnos de esa manera al Señor, dejar cualquier orgullo por escondido que esté y humillarnos delante de Dios.

Rendirse y humillarse a Dios no es para nada denigrante ya que él es un Padre amoroso y bueno con sus hijas. Por el contrario no hay mejor decisión que someterse de manera voluntaria a la obediencia a Dios y su Palabra, porque tenemos la garantía que nos irá bien. Su palabra dice que su voluntad para nosotros es buena, agradable y perfecta.

¿Habrán mujeres que hoy digan: Señor, aquí está tu sierva. Haz conmigo como tú quieras?

Oración:

Señor oro en primer lugar pidiéndote que me hagas una mujer obediente y sumisa a ti, como lo fue María. Su actitud me reta, sus palabras calan en mi alma, siempre lo han hecho.

No hay nada que desee más que tener esta actitud. No me imagino a esa jovencita recibir esa noticia y a pesar de lo que implicaba ella reacciona de una manera increíble: He aquí la Sierva del Señor, hágase conmigo conforme a tu Palabra.

Cuantas veces preferimos hacer nuestra propia voluntad, cuantas veces nos parece más convenientes nuestras ideas, pero hoy quiero hacer esa oración de María.

Hoy quiero decirte: Señor, Aquí está tu sierva, tu esclava, has conmigo conforme a tu palabra.

En este proceso de consejería y en toda mi vida y ministerio, quiero someterme voluntariamente y obedecer tu voluntad.

Haznos mujeres obedientes a tu palabra, enséñenos a amar como tu amas, a perdonas como tu perdonas y a guiar a otros por tu camino.

 

 

One thought on “¡Señor, Aquí está tu Sierva!

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s