La fe trae victoria

 

Resultado de imagen para mujer en victoria

Mateo 9: 20-22

20 Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto;

21 porque decía dentro de sí: Si tocare solamente su manto, seré salva.

22 Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.

Introducción:

Muchas son las dificultades que cada mujer afronta a lo largo de su vida, ya sea en su salud, su matrimonio, hijos, finanzas etc.  pero si tenemos fe en Dios, El nos ayudara a salir victoriosos, el mantiene inclinado su oído a nuestras peticiones y mira nuestro corazón, sabemos que la fe salva, sana y restaura.

  1. La mujer de flujo era considerada impura.

 La mujer de flujo de sangre se encontraba en una situación difícil, considerada impura por su enfermedad, todo lo que ella tocaba se consideraba sucio, su condición se había hecho crónica y había empeorado, lo que aumentaba no sólo su temor, debilidad, sino también su pobreza., ya que había agotado todos sus recurso en tratar de mejorar su salud, se encontraba sola porque ella no podía tocar absolutamente nada porque todo era contaminado, sufría el rechazo hasta de sus seres queridos, no solo se encontraba enferma físicamente, si no que emocionalmente y en extrema pobreza.

  1. Su fe puesta en Jesús el hijo de Dios.

Es posible que la mujer sabia quien era Jesús, por los relatos de los milagros que El hacía, cada milagro eran conocidos en todas las comunidades, Él  era su única esperanza, por lo que aprovecho la circunstancias  y cuando Jesús paso por su cuidad ella se introdujo y pasando por en medio de la multitud y siguiendo detrás de nuestro Señor, le tocó su vestido, era la única forma de recibir su sanidad . No dijo una sola palabra para pedir socorro, ni hizo confesión pública de su fe; mas tenía  confianza de que con tocar apenas el manto de Jesús obtendría la salud. No importa cómo vengamos a Cristo, con tal que vengamos. No importa lo inadecuada e imperfectamente que vengamos: Su amor y Sus brazos están abiertos para recibirnos. Quiere decírnos que no tenemos que esperar para venir a Cristo hasta que nuestros motivos, sean perfectos; podemos venir tal como estemos.

  1.  Su fe le trajo la victoria

La fe de la mujer de flujo le trajo su victoria, le devolvió su salud, su debilidad se reemplazó  por energía, volvió a su familia,  no se cual sea tu condición en este momento hoy Dios te dice “Ven hija mía, te quiero tal cual eres, no importa tu condición eres mi hija, eres como la niña de mis ojos. Dios hoy quiere traer libertad a tu vida, el quiere restaurarte, y transformarte en una princesa, ya basta de baja auto estima, ya basta de maltratos y humillaciones, tu eres una perla preciosa en mis manos” Dios quiere cambiar tu vida.

 

Oración:

Señor doy gracias porque tus brazos están extendidos para recibir a cada mujer sin importar su condición social, económica,  que está pasando por tiempo de rechazo, maltrato abandono,  ellas son sus hijas, gracias por traer libertad a sus vidas, por transformarlas en mujeres victoriosas.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s