LA RENOVACIÓN TRAE LIBERACIÓN

El Señor es Espíritu y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad. (Y libertad de la esclavitud). 2 Corintios 3:17-18

Y todos nosotras, como con el rostro descubierto continuamos mirando (En la palabra de Dios), como un espejo la gloria del Señor, somos constantemente transfigurados a su imagen en su creciente esplendor de gloria en gloria, (porque esto proviene) del Señor (quien es) el Espíritu Santo.

La palabra de Dios nos dice que el Espíritu desea liberarnos completamente y que esta libertad es efectuada en la medida en que nos miramos en la palabra de Dios.

Ni usted ni yo podemos cambiar y ser transformadas por nosotras mismas, sino a través de la Palabra de Dios.

No podemos cambiar por nuestro esfuerzo, solo Dios puede hacerlo, es el poder de su Palabra el que transforma. Hay poder en la Palabra de Dios para cambiar y aprenderla. Ella es un preciado tesoro y debe ser siempre honrada y respetada.

La Palabra es la voluntad de Dios para nuestras vidas por eso debemos amarla, estudiarla y aprenderla.

Yo amo entrañablemente La Palabra (debe de ser nuestra actitud) por eso la estudiamos y la meditamos para liberación.

Juan 8:31-32. Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra (guardando mis enseñanzas y viviendo de acuerdo a ellas), seréis verdaderamente mis discípulos;  y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

La Palabra de Dios es también llamada la verdad. Tenemos que aprenderla, estudiarla y ponerla por obra para que el engaño sea descubierto en nuestras vidas y la verdad nos haga libres.

Con el tiempo esta verdad (Palabra) nos libera de culpa, condenación, del auto-rechazo, del odio y de las obras de la carne.

Aprendemos por experiencia personal que la verdad, la palabra de Dios, ¡Posee ciertamente el poder de la libertad!

Oración: Espíritu Santo ven a mi vida y se mi guía, mi compañero, mi maestro, enséñame a conocerte y amarte cada día, amar tu palabra y apegarme a tus promesas; revélate a mi vida porque deseo conocerte y ser llena de tu presencia, tu gracia, tus dones, tu carácter y tu poder, trae libertad y  renovación cada día. Amén.

201600000341_6475903848_1479826043

El Señor es Espíritu y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad. 2 Corintios 3:17-18

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s