AMOR EN MEDIO DEL DOLOR

LUCAS 23:28:

Pero Jesús vuelto hacia ellos
 les dijo: hijas de Jerusalén no lloréis por mí, sino llorad por vosotras
 mismas y por vuestros hijos.
MEDITACIÓN BÍBLICA
Que palabras tan sabias, aquellas mujeres piadosas sufrían al ver aquel cuadro de dolor. Tal vez habían oído sus enseñanzas o habían sido sanadas de alguna enfermedad.
Jesús inspiraba estos sentimientos en las personas que lograron conocerlo, anduvieron con Él, comieron con Él y su palabra llego a sus corazones libertándolos.
Pero el Señor se dirigió directamente a la mujer, a las madres a esas madres que por amor a sus hijos sufren violencia, escases, con solo estar cerca de ellos les basta.
El maestro conocedor de todos los tiempos sabía bien lo que ocurriría a través de esos tiempos, que por falta de amor el pecado aumentaría.
El no quiso rechazar a la mujer sino más bien se compadeció de los sufrimientos de ellas, porque como madres sufrimos cuando nuestros hijos andan en peligro.
Pero que bueno que lo tenemos a Él y nos dice: el  que a mi viene yo no lo hecho fuera. Su presencia estará por siempre debemos orar, con toda oración y suplica en el espíritu, hasta ver nuestros hijos y familia en él.
ORACIÓN
Padre bueno, en el nombre de Jesús bendice esas mujeres que estén pasando por momentos difíciles con sus hijos, que la deidad de tú Espíritu redarguya sus vidas y los lleve a tí; Gracias Señor, Amen.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s