Meditar en las obras de Dios

Related image

Por María Luisa Godoy

Salmos 77:1-15

Con mi voz clamé a Dios, A Dios clamé, y él me escuchará. Al Señor busqué en el día de mi angustia; Alzaba a él mis manos de noche, sin descanso;
Mi alma rehusaba consuelo. Me acordaba de Dios, y me conmovía;
Me quejaba, y desmayaba mi espíritu. No me dejabas pegar los ojos;
Estaba yo quebrantado, y no hablaba. Consideraba los días desde el principio,
Los años de los siglos. Me acordaba de mis cánticos de noche;
Meditaba en mi corazón, Y mi espíritu inquiría: ¿Desechará el Señor para siempre,
Y no volverá más a sernos propicio? ¿Ha cesado para siempre su misericordia?
¿Se ha acabado perpetuamente su promesa? ¿Ha olvidado Dios el tener misericordia?
¿Ha encerrado con ira sus piedades?  10 Dije: Enfermedad mía es esta;
Traeré, pues, a la memoria los años de la diestra del Altísimo. 11 Me acordaré de las obras de JAH; Sí, haré yo memoria de tus maravillas antiguas. 12 Meditaré en todas tus obras,
Y hablaré de tus hechos. 13 Oh Dios, santo es tu camino;
¿Qué dios es grande como nuestro Dios? 14 Tú eres el Dios que hace maravillas;
Hiciste notorio en los pueblos tu poder. 15 Con tu brazo redimiste a tu pueblo,
A los hijos de Jacob y de José.

Cuántas veces en nuestra vida nos hemos sentido cansadas, decepcionadas, desanimadas,  tristes sin saber por qué? El Salmo 77 nos invita a meditar en los hechos poderosos de Dios.

V.11-12 Me acordaré de las obras de JAH;
Sí, haré yo memoria de tus maravillas antiguas.  Meditaré en todas tus obras,
Y hablaré de tus hechos.

Tomate un momento para pensar en lo que Dios ha hecho por ti.

Podemos reflexionar en lo siguiente:

  1. Mira hacia arriba y ora. Versículo. 9-10 -Dios no se olvida de nosotras. Podemos decirle todo al Señor con sinceridad y pedirle cualquier cosa. Quizás la respuesta no llegue en el momento o como la esperamos pero Dios está allí.
  2. Mira atrás y recuerda lo que Dios Hizo por ti y por otros. Versículo 11
  3. Mira hacia adelante. Piensa en lo bueno que puede salir de una situación. Que podemos aprender. Los caminos de Dios son perfectos. Versículo 13
  4. Mira otra vez. Ahora veamos las circunstancias con ojos de fe. Recuerda que Dios es el Dios de grandes maravillas. Versículo

 

Oración: Amado Padre, gracias por tus maravillas, gracias por todo lo que has hecho por mí y estas por hacer. Te pido me des fuerzas para seguir adelante, ayúdame a avanzar en mi fe y estar  plenamente confiada que tu tienes un plan maravilloso para mi vida. En el nombre de Jesús  .Amen

 

La oración que trae paz

Image result for imagen de mujer arrodillada orando

Por María Luisa Godoy

En mi angustia invoqué al Señor, clamé a mi Dios y Él me escuchó desde su templo, ¡mi clamor llegó a sus oídos! Salmo 18:6

A veces pareciera que es más fácil tirar la toalla que seguir luchando.  Los problemas nos abruman.   ¿Cómo evitarlo?  Una enfermedad terminal es devastadora.  Una adicción no es fácil de sobrellevar.  La depresión no se puede expresar o explicar fácilmente.  La pérdida de esperanza llega más fácil de lo que imaginamos.  ¿Cómo seguimos adelante cuando creemos que no hay una luz o salida delante de nosotros? ¿Cómo seguir adelante cuando no hay sentido ni propósito?

Dice el versículo: En mi angustia, invoqué al Señor y Él me escuchó.  Que lindo escuchar eso. Que Dios nos escucha. Cuando parece que todo está mal, que nada funciona, que no podemos encontrar sentido a las cosas. Dobla tus rodillas e invoca al Señor pues Él te escucha. Tu clamor llega a sus oídos.  No importa qué tan difícil sea tu problema.  Él te escucha. No pienses que Dios te ha abandonado.  No pienses que no le interesas.  Él está contigo. Él ya envió a Jesús para sufrir por ti y poder reconciliarte con Él. Las circunstancias pueden ser intolerables pero no podemos caer en el orgullo y pensar que nadie nos entiende y que no merecemos lo que está pasando.  Solamente Dios sabe por qué permite las cosas. Mientras más aprendemos a depender de Él más bendiciones recibimos.  ¿Qué quiere trabajar Dios contigo? Hagamos una pausa y meditemos en ello pero sobre todo, tengamos la certeza, la confianza, de que Dios escucha nuestro clamor y nuestra oración llega a sus oídos.

Padre: Alabado seas.  La gloria es para Ti y te entrego mi vida entera.  Perdona que cuestione tus planes.  Perdona mi orgullo y guíame para que aprenda a morir a mí y dejarte crecer cada día más en m corazón. Escucha mi oración mi Dios y trae paz y consuelo a mi vida.  Lléname de Ti y bendice mi camino.  Te lo pido en el nombre de Jesús.  Amén

 

Un Alma Bien Alimentada

Image result for imagen mujer leyendo la biblia

Por María Luisa Godoy

Salmos 119:97

¡Oh , cúanto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.

Una Biblia bien leída es señal de un alma bien alimentada.

Cuando leemos la Biblia somos alimentadas por la Palabra de Dios y suministradas en nuestra vida cristiana. Jesús mencionó esto en Mateo 4:4 cuando dijo:

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Otros versículos encontrados en La Biblia también nos muestra claramente que la Palabra de Dios es alimento para Sus hijos. Por ejemplo, 1 Pedro 2:2 dice:

“Desead, como niños recién nacidos, la leche de la Palabra dada sin engaño, para que por ella crezcáis para salvación”.

Y en el Antiguo Testamento, Jeremías 15:16 dice:

“Fueron halladas Tus palabras, y yo las comí; y Tu palabra me fue por alegría y por gozo de mi corazón”.

Cuando comemos comida física recibimos los nutrientes necesarios para vivir y estar saludables. Así recibimos las energías necesarias para ir a trabajar, hacer ejercicio y pasar tiempo con la familia y amigos. En cambio, cuando no comemos por un día nos sentimos débiles, cansados e incluso malhumorados. Si seguimos sin comer nos ponemos susceptibles a problemas mayores, como enfermedades.

De igual manera, cuando comemos la comida espiritual recibimos el suministro necesario para vivir nuestra vida cristiana. Pero cuando nos alejamos de la Palabra de Dios por un tiempo es posible que nos sintamos débiles, cansadas y “malhumoradas” espiritualmente. Nos encontramos más susceptibles a tentaciones, dudas y otras clases de enfermedades espirituales. Simplemente no contamos con la manera de enfrentarnos a los muchos desafíos que llegan a nuestra vida como mujeres creyentes.

Por lo tanto, es muy importante que recibamos el suministro que proviene de leer y comer la Palabra de Dios diariamente. Para mantener una vida cristiana incluso llena de  gozo, debemos recibir el alimento espiritual que nos brinda la Palabra de Dios.

Oración: Padre amado, te pido que me enseñes a amar tu palabra, que pueda recibir el alimento de ella cada día y así mi alma sea llena. Gracias por tu Palabra, enséñame a través de ella, háblame, llena mi vida. Gracias Dios. Amen

Sembrando semilla en buena tierra para dar fruto.

Image result for semilla creciendo

Por: María Luisa Godoy

Lucas 8:5-15

El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad.Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga. Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? 10 Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan.11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. 13 Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. 14 La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. 15 Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

En Buena Tierra = mucho fruto

La que fue sembrada en la tierra buena, creció y produjo una cosecha a ciento por uno, otra a sesenta y otra a treinta. Este es el verdadero creyente. ¿Qué caracteriza a un verdadero creyente?; da fruto. El árbol es conocido por su fruto.

Para dar mucho fruto es necesario retener la palabra (Juan 15:1-5), especialmente donde los otros fallaron; cuando hay conflictos. La persona que retiene la palabra es la que obedece, espera siempre en Dios, de manera que hace morir al viejo hombre. Retener es lo mismo que perseverar – permanecer obediente a la palabra de Dios independiente de cuales sean las condiciones de nuestra vida.

Para llegar a dar mucho fruto el corazón nuestro tiene que ser recto y bueno.

¿Qué nos enseña el Señor Jesús en esta parábola?

  • Necesitamos tener un corazón recto y bueno para poder dar mucho fruto.
  • El que tiene este tipo de corazón persevera en la doctrina de Cristo especialmente cuando vienen los conflictos.
  • Un corazón recto es uno que no se involucra en los negocios de la vida – no ama las riquezas ni los placeres de la vida (no busca que le sirvan y tener paz personal).
  • Un corazón bueno es aquel que no cede ante las tentaciones y que no cambia de opinión cuando vienen los problemas.
  • Los verdaderos creyentes deben examinarse cada día, para evitar que sus corazones se contaminen.

Hermana. Donde está sembrada tu semilla? Estamos dando fruto? Qué tipo de fruto? Nos damos a conocer al mundo por nuestro fruto? Si no es así pidamos perdón al Señor y obedezcamos la palabra de Dios.

Oración: Padre Todopoderoso, te pido perdón porque quizás no he dado reflejado el fruto correcto. Perdóname y ayúdame quiero ser esa buena tierra que si produzca fruto. Ayúdame a tener ese corazón recto y bueno que te agrade a ti y que por mi fruto muchas otras mujeres te conozcan a ti. En el nombre de Jesús. Amén.

 

 

Creadas para gloria de Dios y para dar gloria a Dios

Image result for creados a imagen de dios

POR: Maria Luisa Godoy Moreno

Creadas para gloria de Dios y para dar gloria a Dios. Por María Luisa Godoy

Isaías 43.7 Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice. Fuimos creadas y formadas para gloria de Dios, pero con nuestra vida debemos dar gloria a Dios siempre.

Que es la gloria de Dios? El esplendor y majestad de Dios, la visible presencia de Dios, la presencia espiritual de Dios, Dios desea que experimentemos su presencia, su amor, que nos deleitemos en una relación íntima con El y que vivamos, nos movamos y nuestro ser este en unión con El.

Hechos. 17:28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

Si fuimos hechas a su imagen y semejanza y dice la Biblia que para su gloria fuimos creadas nuestro deber es mostrar esa gloria de Dios a otros.

Dejando atrás el pecado y viviendo en El seremos fieles testigos de esa gloria divina de Dios. Debemos reflejar la luz de Jesús y ser llenos del Espíritu Santo.

Oración: Padre, ayúdanos a vivir en ti, que nuestra vida sea un reflejo de tu amor y de las maravillas que tú puedes hacer en una mujer.