Sembrando semilla en buena tierra para dar fruto.

Image result for semilla creciendo

Por: María Luisa Godoy

Lucas 8:5-15

El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad.Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga. Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? 10 Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan.11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. 13 Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. 14 La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. 15 Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

En Buena Tierra = mucho fruto

La que fue sembrada en la tierra buena, creció y produjo una cosecha a ciento por uno, otra a sesenta y otra a treinta. Este es el verdadero creyente. ¿Qué caracteriza a un verdadero creyente?; da fruto. El árbol es conocido por su fruto.

Para dar mucho fruto es necesario retener la palabra (Juan 15:1-5), especialmente donde los otros fallaron; cuando hay conflictos. La persona que retiene la palabra es la que obedece, espera siempre en Dios, de manera que hace morir al viejo hombre. Retener es lo mismo que perseverar – permanecer obediente a la palabra de Dios independiente de cuales sean las condiciones de nuestra vida.

Para llegar a dar mucho fruto el corazón nuestro tiene que ser recto y bueno.

¿Qué nos enseña el Señor Jesús en esta parábola?

  • Necesitamos tener un corazón recto y bueno para poder dar mucho fruto.
  • El que tiene este tipo de corazón persevera en la doctrina de Cristo especialmente cuando vienen los conflictos.
  • Un corazón recto es uno que no se involucra en los negocios de la vida – no ama las riquezas ni los placeres de la vida (no busca que le sirvan y tener paz personal).
  • Un corazón bueno es aquel que no cede ante las tentaciones y que no cambia de opinión cuando vienen los problemas.
  • Los verdaderos creyentes deben examinarse cada día, para evitar que sus corazones se contaminen.

Hermana. Donde está sembrada tu semilla? Estamos dando fruto? Qué tipo de fruto? Nos damos a conocer al mundo por nuestro fruto? Si no es así pidamos perdón al Señor y obedezcamos la palabra de Dios.

Oración: Padre Todopoderoso, te pido perdón porque quizás no he dado reflejado el fruto correcto. Perdóname y ayúdame quiero ser esa buena tierra que si produzca fruto. Ayúdame a tener ese corazón recto y bueno que te agrade a ti y que por mi fruto muchas otras mujeres te conozcan a ti. En el nombre de Jesús. Amén.

 

 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s