MUJERES SOMOS LLAMADAS PARA edificar

mujer-manos-extendidas-campo1

Elaborado por: Glenda Ruiz 

2 Samuel 6:16-23

La historia que se relata en esta porción bíblica es acerca del Rey David y su esposa Mical, donde ella tuvo una actitud negativa y palabras de reproche y desprecio hacia su esposo el Rey, cuando lo observó desde su casa, como el Rey se manifestaba en júbilo y danza ante el Arca de Jehová que estaba siendo recibida en Jerusalén.

La vida diaria de nuestras relaciones, especialmente con el esposo está sometida continuamente a desencuentros, malentendidos, puntos de vistas diferentes, egoísmo, luchas, entre otras, que se pueden volver una batalla campal de continuo si no lo abordamos guiados por el Espíritu Santo y sometiendo nuestro yo.

Esta mujer Mical muestra una actitud negativa y contraria al carácter de una mujer del reino, al expresar palabras que representaron desprecio en su corazón hacia su esposo, cuando dijo: ¡como se ha distinguido hoy el Rey de Israel! Se descubrió hoy ante los ojos de las criadas de sus siervos, como se descubriría sin decoro un insensato.

El Rey David, después de festejar con el pueblo y de bendecirlos, regresaba a su casa para bendecirla y se encontró con el desprecio de su esposa. Yo me pregunto. ¿porque esta esposa no acompañaba a su esposo en esta celebración?. ¿No estaba ella en el mismo sentir de su esposo? ¿ Le reprochaba y dejaba ver su molestia que ahora él fuera el Rey de Israel y no su padre?.

Cómo mujeres del reino nuestras actitudes deben mostrar una respuesta diferente a la de esta mujer, cuando nos enfrentamos a distintas situaciones o diferencias con nuestro esposo. Podemos seguir manteniendo nuestra propia opinión o posición pero dirigirnos a nuestro esposo con respeto, con humildad para dar a conocer nuestra opinión. Pues no se trata de tensar la cuerda ante las opiniones  diferentes sino aprender a consensuar o aceptar una opinión o posición diferente para el bien de construir relaciones saludables y edificar un ambiente de amor y cordialidad en nuestra casa.

ORACIÓN

Señor, ante ti nos presentamos como tus hijas, para orar por todas las mujeres que luchan por mantener relaciones cordiales, de respeto y amor con su esposo. Te pedimos que las acerques a ti para que sea tu amor en ellas las que las guíen para edificar relaciones sanas en su entorno familiar.

Espíritu Santo trae dominio propio sobre las mujeres para que nuestras relaciones sean conforme a tu voluntad. Amén.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s