Moviéndonos en el Poder de la resurrección

Resultado de imagen para el poder de la resurrección

Por Celeste Sorto

“¿O acaso olvidaron que, cuando fuimos unidos a Cristo Jesús en el bautismo, nos unimos a él en su muerte? Pues hemos muerto y fuimos sepultados con Cristo mediante el bautismo; y tal como Cristo fue levantado de los muertos por el poder glorioso del Padre, ahora nosotros también podemos vivir una vida nueva.  Dado que fuimos unidos a él en su muerte, también seremos resucitados como él.  Sabemos que nuestro antiguo ser pecaminoso fue crucificado con Cristo para que el pecado perdiera su poder en nuestra vida. Ya no somos esclavos del pecado.” Romanos 6:3-6 NTV

Cristianismo es la identificación de Jesús con nosotros y de nosotros con él, Jesús se hace uno con nosotros y nosotros nos hacemos uno con él. Cuando Jesús iba camino al calvario, ustedes y yo también íbamos en él, cuando fue crucificado y murió en esa cruz, también ustedes y yo estábamos en él, y cuando él descendió al sepulcro también todas nosotras fuimos sepultadas juntamente con él.

 Ahora viene la otra mitad del evangelio, sabemos que Jesús murió, pero que también resucitó y aquí está la clave de nuestra victoria en Cristo Jesús, la resurrección de Jesús también fue su resurrección y mi resurrección para andar en novedad de vida, viviendo una realidad totalmente diferente.

A través de la cruz se muere para dejar de ser lo que éramos y resucitamos para vivir como renacidas del cielo, hijas e hijos de Dios, príncipes y princesas. Ésta es la clave. La mujer que un día nació y creció, en condiciones quizás dolorosas, abusos, carencias, esa mujer murió juntamente con Cristo Jesús y en su lugar se levanta una princesa, una mujer que tiene la misma naturaleza de Dios, que se mueve en esa fuerza de la resurrección.

El Espíritu de Dios, quien levantó a Jesús de los muertos, vive en ustedes; y así como Dios levantó a Cristo Jesús de los muertos, él dará vida a sus cuerpos mortales mediante el mismo Espíritu, quien vive en ustedes. Romanos 8:11 NTV

Mujeres: el mundo actual y el Reino de Dios las necesitan como resucitadas, con esa actitud de princesas, con ese sentimiento y sentido de alcurnia, de realeza, con una mente nueva y un corazón trasplantado, no como mendigas, vestidas con andrajos, llorando por su pasado, arrastrando todas esas maldiciones y pecados heredados, legando esclavitud a las nuevas generaciones. ¡No! Las necesitamos vestidas de dignidad y honor; mujeres valientes y esforzadas que no tengan temor al futuro.

Oración: Padre, te doy gracias porque el mismo poder que levantó a Jesús de los muertos obra a mi favor, lo creo. Hoy me despojo de toda cadena generacional que me limite y me ate, de todo pecado heredado, de toda enfermedad familiar y me levanto en el poder de la resurrección para vivir en novedad de vida. Gracias Espíritu Santo por tu obra en mí. En Cristo Jesús, amén.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s