MUJER ERES PUNTA DE LANZA

reconstruyendo tu armadura

Romanos 12:2

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Significado de ser Punta de Lanza

Punta significa: Extremo o parte final de una cosa, especialmente si sobresale. Lanza significa:Arma compuesta de un asta en cuya extremidad se coloca una punta de hierro.

  • Hacer algo de forma severa y exigente.
  • Salir a la defensa de alguien.

Dios nos ha llamado como Hijas del Reino de Dios para marcar diferencia. Esta diferencia está dada por la presencia de Cristo en nuestras vidas, donde el Espíritu Santo se encarga de hacer un trabajo especial hasta alcanzar la estatura de Cristo. Dios nos ha llamado a ser puntas de lanza y a dejar atrás la “mediocridad cristiana”, que está dada por la combinación de lo que no hemos podido dejar de nuestro pasado (cuando estábamos en el mundo) y lo que somos hoy (conocedores de Cristo). Para buscar la excelencia y ser puntas de lanza capaces de transformar la vida propia y de impactar a todos los que están a nuestro alrededor es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Ser odres nuevos

Mateo 9:16 Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. Mateo 9:17 Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente.

Ser “Punta de Lanza” significa ser alguien nuevo. Para que la obra del Espíritu Santo pueda ser perfeccionada en nosotros debemos ser odres nuevos. Este nuevo vino (el poder del Espíritu) que será derramado sobre nuestra vida necesita habitar en un hombre nuevo. Cuando estamos todavía ligados al viejo hombre, la unción puede llegar a nuestra vida y simplemente se derrama, porque nosotros no nos hemos proyectado a un cambio verdadero. Esta cambio implica en primer lugar reconciliarnos con Cristo y luego arrepentirnos de corazón. Hoy el Señor nos está haciendo un llamado de atención a nosotros mismos.

¿Cómo está tu corazón? ¿Has tenido una verdadera reconciliación con Cristo? ¿Has experimentado un arrepentimiento genuino?

  1. Romper esquemas

1 Corintios 1:18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.
1 Corintios 1:19 Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios,
Y desecharé el entendimiento de los entendidos.

Ser Punta de Lanza significa romper esquemas. Como cristianas tenemos que cambiar nuestra manera de pensar, nuestra manera de hablar, nuestra manera de comportarnos y aún nuestra manera de ver a Dios. Ya no podemos comportarnos como las personas del mundo, porque ya estamos en otra dimensión espiritual. Nuestra sabiduría no proviene de los razonamientos y cuestionamientos humanos; nuestra sabiduría proviene de Dios, es divina. La influencia no puede provenir de los cuestionamientos humanos. Nuestra influencia solo proviene de Dios.

  1. Renovación a todo nivel

Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Ser “Punta de Lanza” significa el tener una renovación absoluta de nuestro entendimiento. Las cosas viejas pasaron y ahora son hechas nuevas (2 Corintios 5:17). El ser renovado quiere decir ser nuevas criaturas en Cristo. Es decir que hemos cambiado todo aquello que daña y contamina nuestra vida espiritual para llegar a tener entendidos en los asuntos de nuestro de Dios. Esta renovación está dada por un cambio absoluto de nuestro estilo de vida en donde impera la dependencia de Dios, la comunicación permanente con él, el conocimiento profundo de su palabra y una armonía y consonancia absoluta entre nuestros pensamientos y nuestra forma de actuar.

  1.  Ser luz

Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Ser “Punta de Lanza” significa ser Luz. Al ser odres nuevos, haber podido romper todos nuestros esquemas del mundo y al haber sido renovados, poder ser luz para poder guiar a todos aquellos están en oscuridad y están hambrientos por la palabra de Dios. Ser punta de lanza significa estar saciados con el Espíritu Santo, para poder ir a nuestros hogares a predicar la palabra, a las calles, a los parques, a los barrios, a la ciudad y a las naciones. Para poder lograr esto, debemos andar todos en santidad para que Dios se pueda glorificar y para poder ayudar a todos aquellos que están perdidos.

CONCLUSIÓN. La punta de lanza es lo primero que da en el blanco cuando es arrojada la lanza. En nuestro caso Dios es quien nos lanza con la dirección y fuerza debida siempre que nosotras estemos dispuestas a ir al frente defendiendo la fe, proclamando a Cristo como Salvador y manteniendo una vida santa y de gratitud para con nuestro Dios. Si quieres ser punta de lanza, tu objetivo es abrirte paso en este mundo partiendo las tinieblas, penetrando la oscuridad y dejar pasar la luz de Jesús a tu vida,  hacia una humanidad a la que cada vez más necesita de su Creador, para que seas un instrumento, un odre nuevo en las manos de Dios.

Dios quiere que tú seas punta de lanza y el Reino de Dios se establezca ahí donde hayas sido lanzada. ¡Que Dios te bendiga!

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s