MUJER RECLAMA TU HERENCIA

Resultado de imagen para hijas de zelofehad

Números 27:1-8

1 Vinieron las hijas de Zelofehad hijo de Heber, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, de las familias de Manasés hijo de José, los nombres de las cuales eran Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa;

2 y se presentaron delante de Moisés y delante del sacerdote Eleazar, y delante de los príncipes y de toda la congregación, a la puerta del tabernáculo de reunión, y dijeron:

3 Nuestro padre murió en el desierto; y él no estuvo en la compañía de los que se juntaron contra Jehová en el grupo de Coré, sino que en su propio pecado murió, y no tuvo hijos.

4 ¿Por qué será quitado el nombre de nuestro padre de entre su familia, por no haber tenido hijo? Danos heredad entre los hermanos de nuestro padre.

5 Y Moisés llevó su causa delante de Jehová.

6 Y Jehová respondió a Moisés, diciendo:

7 Bien dicen las hijas de Zelofehad; les darás la posesión de una heredad entre los hermanos de su padre, y traspasarás la heredad de su padre a ellas.

8 Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cuando alguno muriere sin hijos, traspasaréis su herencia a su hija.

INTRODUCCION

La biblia nos habla que en tiempo en que el pueblo de Israel estaba siendo liderado por Moisés y guiado hacia la tierra prometida existieron cinco mujeres que estaban enfrentado una situación difícil; su padre había muerto, eran solteras y no tenían hermanos varones, se ha realizado un censo para repartir la tierra prometida, pero en ese censo solo estaba el nombre de los varones. Así que ellas no tenían derecho a recibir herencia ya nacieron y crecieron en una sociedad patriarcal y dirigida por hombres. Y donde las mujeres se consideraban una propiedad, a los padres se les debía pagar dotes.

Los más extremistas las veían como ignorantes e inferiores al hombre, se esperaba que llevaran velo, no se les permitía hablar con hombres en público, no eran dignas de aprender y no tenía derecho de recibir herencia. Pero cinco mujeres valientes, atrevidas y decididas se levantaron para hacer algo sin precedente.

  1. LAS HIJAS DE ZELOFEHAD RECLAMARON POR SU HERENCIA

Las escrituras nos dice que Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa; vinieron delante de Moisés, del Sacerdote, los príncipes de Israel y delante de la congregación; presentado su situación su padre había muerto no tenían hermanos varones y estaban soltera; pero ellas creían que no eran razones para perder su herencia y que el nombre de su padre fuese quitado entre su familia. Ellas pidieron su herencia entre los hermanos de su padre; ellas se declararon capaces de cuidar la herencia que les correspondía.

Moisés no sabía qué respuesta dar, así que fue a consultar a Dios que hacía con ellas. Dios le dijo a Moisés les darás la posesión de una heredad entre los hermanos de su padre, y traspasarás la heredad de su padre a ellas. Al igual que las hijas de Zelofehad debemos recordar que en la casa de nuestro padre hay una herencia de bendición que es nuestra y que Dios nos ha dado la capacidad de recibirla y de cuidarla.

1 Pedro 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a    la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

2. LAS HIJAS DE ZELOFEHAD LOGRARON HERENCIA PARA OTRAS MUJERES

La valentía de estas mujeres no solo les permitió tener sus herencias, sino que también lograron herencia para todas las mujeres de Israel que estaban en su misma situación.

Numero 27:7 Bien dicen las hijas de Zelofehad; les darás la posesión de una heredad entre los hermanos de su padre, y traspasarás la heredad de su padre a ellas.

Numero 27:8 Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cuando alguno muriere sin hijos, traspasaréis su herencia a su hija.

Cuando nos levantamos como mujeres sabiendo quienes somos en Cristo, reclamado nuestra herencia y dispuesta a cuidar y ministrar lo que Dios nos ha dado seremos instrumentos de bendición a muchas mujeres de nuestros tiempo y marcaremos la historia para bendecir la vida de otras mujeres que vienen de tras de nosotras

 

ORACIÓN:

Padre eterno en el nombre de Jesús vengo ante su presencia, comprometiéndome a cuidar y la herencia de vida y de gracia que usted ha declarado para mi vida. Reconociendo que hay un lugar en su mesa que me pertenece como su hija que soy donde disfrutare cada día sus bendiciones. Gracias por ser mi padre; su palabra me dice que todo lo suyo es mío.

 

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s