Mujer, ten fe.

 “Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.”

Mateo 9:22

Al hablar de fe, la biblia nos da el mejor significado en Hebreos 11:1 cuando nos dice que: ” Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” La fe es saber que algo existe sin poder verlo aun. Pero, muchas veces, no sabemos el poder de la fe. Y por ende, no tenemos fe. Como mujeres del reino, nos vamos a dar cuenta de que necesitamos tener fe, para poder mover todas esas montañas que con nuestras propias fuerzas es imposible.

Fe. Una palabra compuesta de dos letras, tan simple y sencilla, que parece ser nada, pero que en realidad esconde un gran poder. Cuando estamos pasando por situaciones difíciles, cuando vemos que todo es imposible, recurrimos a la fe. Que la fe nos hace ver posible las cosas que parecen imposibles. No debería ser así, no deberíamos tener fe solo en momentos difíciles, nuestra vida debe ser una vida llena de fe en todo momento, inspirando a otros a vivir de la misma manera, confiando en Dios.

En la biblia, encontramos magníficos y poderosos ejemplos de personajes llenos de fe. Y encontramos a mujeres que tuvieron fe, a tal extremo, que recibieron sus milagros. ¿Cuantas de nosotras necesitamos un milagro hoy? pero, en realidad, la pregunta seria, ¿Tienes fe?

Una mujer, con un flujo de sangre desde hacia doce años, supo que Jesús pasaba por ahí. Esta mujer tenia tanta fe, que pensó que al tocar el borde del manto de Jesús, ella seria salva. Y ¿Sabes que sucedió? Ella fue salva. ¿Cuantos milagros tendríamos realizados en nuestras vidas, si tan solo tuviéramos fe? Si nuestra fe fuese tan grande, todo seria diferente.

Como mujeres de Dios, es nuestro momento para ver cosas sobrenaturales ocurrir en nuestras vidas. Es momento de comenzar a ver con los ojos llenos de fe, y ver las cosas de forma distinta, confiando en Dios, quien tiene todo el control de nuestras vidas.

Vivamos una vida llena de fe, este es nuestro momento.

Oración: Mi amado Señor Jesús, quiero aprender a tener fe, a vivir confiando en ti, sabiendo que la fe, mueve montañas. Aumenta mi fe, y ayúdame a que mi vida espiritual crezca aun mas.

Amen.

Comparte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s