¿ESTAMOS PREPARÁNDONOS?

reloj de arena

Por: Orfa Ramírez

“El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.”

Apocalipsis 22:20 (RV60)

 Creo que como mujeres tenemos el deseo y el anhelo de sentirnos realizadas en cada área de nuestra vida, hay muchas metas  que queremos alcanzar, queremos ser admiradas por los seres que nos rodean y un buen ejemplos para los que siguen nuestros pasos.

Pero creo también que se hace difícil mantener el equilibrio necesario, debido al rol que desempeña cada mujer.

Los seres humanos tendemos a ser extremistas, y muchas veces nos enfocamos en una sola área, descuidando las demás.

En este tiempo hay mucha competitividad, en el área intelectual y económica, y creo que es válido, porque a quien no le gusta tener estudios superiores lo cual permite escalar de puesto en sus trabajos, tener un mejor sueldo, tener una mejor casa, carro último modelo, vestir a la moda, que sus hijos estén en las mejores escuelas, etc.

Pero debido al afán de ser mejores cada día en esta área, lo cual es importante pero también pasajera, descuidamos lo más significativo; la cual es el área espiritual.

Si observamos atentamente, algunos  hijos de padres cristianos no temen a Dios y su comportamiento es igual o peor a aquellos que no son de familias cristiana; debido a que nos hemos descuidado por estar en el afán económico, intelectual.

Estamos en tiempo difíciles, y creo que es el momento de reflexionar y actuar: ¿qué estamos haciendo por aquellos que amamos?, ¿qué estamos enseñándoles para la eternidad?, Jesús dice en el  libro de Apocalipsis, …:“Ciertamente vengo en breve.“… lo cual significa que en cualquier instante él vendrá, debemos estar preparándonos para su venida.

Trabajemos por nuestras familias y por aquellos que nos rodean, para cuando sea ese acontecimiento estemos listos y decirle “Amén; sí, ven, Señor Jesús.”

Oración

Padre, vengo ante ti, pidiéndote perdón, reconozco que me he descuidado de la comunión contigo, debido al afán de este mundo, se que tu estas al cuidado de cada necesidad de mi vida y familia, ayúdame a prepararme y ser ejemplo para ellos, para cuando tu vengas podemos decir con convicción, sí ven, Señor Jesús.

 Amen

La tristeza se convierte en Gozo

FELICIDAD

Por: Orfa Ramirez

Mis huidas tú has contado; pon mis lágrimas en tu redoma; ¿No están ellas en tu libro?”

Salmos 56:8 (RV60)

En la antigüedad existía una práctica, cuando una persona estaba enferma o abatida, sus amigos iban a visitarlo y llevaban una vasija en donde recogían sus lágrimas para que estas quedarán como un recuerdo de aquel momento.

Podemos ver en este versículo, como, Dios se interesa aun de nuestras lágrimas, y David le dice como amigo que era Dios para  él, que las ponga en su redoma, que era un pequeño recipiente en la antigüedad que se usaba para guardár aceites, perfumes o ungüentos.

Y aun añade, que las lágrimas están escritas en un libro.…”¿No están ellas en tu libro?” Salmos 56:8. 

Dios sabe cuales cuales son y han sido las tristezas mas profundas en nuestra vida, él es tan detallista que aun las lleva registradas, él está al cuidado de algo, que a nuestro parecer es insignificante.

Hoy Dios te dice, que esas lágrimas ques has llorado por mucho tiempo, se convierten en gozo…”Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría.” Salmos 30: 5b

No éstas sola, ni desamparada, el sufrimiento que estas pasando no es eterno, Dios trae gozo a tu vida.

Alguien cito una ves que, “la lágrima que hoy desciende por mi mejilla, mañana será la joya que adorne la corona que, gozoso, pondré a sus pies.”

Oración

Te alabo Padre, porque tú estas al cuidado de todo lo que pasa en mi vida, que la tristeza que hoy estoy pasando se convertirá en gozo. Te lo pido en el nombre de Jesús.

Amén

 

 

CUMPLIDOR DE PROMESAS

Arco irisPor: Orfa Ramírez

 

“Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos:

 Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra.

Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes.

Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne. Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra.

Dijo, pues, Dios a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra.”

Génesis 9:12-17 (RV60)

El diluvio que se menciona en el libro de Génesis, a ciencia cierta no se sabe en qué fecha sucedió; según los expertos se cree que ocurrió   hace unos 4,321 años;  pero de que fue hace miles de años y que aconteció, sí estamos seguros, porque la Palabra de Dios así lo indica.

Cuando miramos al cielo después de una tormenta, muchas veces logramos ver el arco en las nubes, recordándonos  la promesa que fue dado por Dios hace muchos siglos, cumpliéndose al pie de la letra lo prometido, de que en la tierra no habría otro diluvio. “dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos:” Génesis 9:12.

Dios  a través de su Palabra nos ha dado muchas promesas, quizás hoy estas pasando por  situaciones que no le ves fin, que podrían ser: enfermedades, conflictos familiares, divorcio, muerte, problemas económicos, etc.; lo que se pueden comparar como tormentas o aflicciones de la vida.

Recordemos ese arco en las nubes, el cual aparece después de la lluvia. Dios te dice que esa tormenta pasara y que su palabra se cumplirá en tu vida; mujer, el cumplidor de promesas te dice:

Si tienes alguna enfermedad o algún pariente en esta situación: …”yo soy Jehová tu sanador”… Éxodo 15:26.

Si estas pasando por una situación de divorcio, el te declara: …”Porque tu marido es tu hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre;”…

Si estas enlutada, él dice: …”y le daré consuelo a él (ella) y a sus enlutados;” Isaías 57:18

Si estas en una crisis económica, su palabra dice: “Mi Dios, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Filipenses 4:19

Hay muchas promesas en su Palabra, Dios desea que le creas, porque así como se cumple su palabra al salir el arco después de una tormenta, recordando que no destruirá la tierra con agua; el te dice, que puedes confiar en sus promesas, que saldrás de esta situación por difícil que sea, él es fiel a lo que promete: …, porque fiel es el que prometió.  Hebreos 10:23

Oración

Amado Dios, gracias por tus promesas, ayúdame a recordar que cada vez que sale el arco en las nubes, que tu eres fiel a tus juramentos, quiero recordar que tú estás conmigo en cada situación de mi vida, y que a pesar de la tormenta, vendrá la calma, y que  tu palabra será un hecho en mi. Te lo pido en el nombre de Jesús.

Amén

 

 

 

YO QUIERO OLER A TI

Bote de perfume

Por: Orfa Ramírez

Mirra, aloe, y casia exhalan tus vestidos;…” Salmos 45:8b (RV60)

¿A quién no le gustan los perfumes?

Este es uno de los accesorios que usamos las mujeres, que aunque no se ve, si se siente.

Cuando nos acercamos a alguien a una corta distancia o la abrazamos, sentimos el olor del perfume que lleva puesto o se nos impregna su olor, en ciertas ocasiones se nos sale la exclamación: “¡que exquisito huele!” si nos gusta la fragancia.

Según “El Comité Francés del Perfume”, se dice que tienen una catalogación oficial en la que agrupan los perfumes en siete grandes familias: cítricas, floral, oriental, cuero, fougére, chypre y amaderada; de allí se desprende las distintas combinaciones para crear diversas fragancias, para todos los agrados.

En el Salmo 45: 8b se lee de la combinación de un perfume: Mirra, aloe, y casia exhalan tus vestidos;… según el comentario bíblico “Diario Vivir” se lee de donde proceden estas fragancias:

Mirra: es una resina fragante de ciertos árboles de Arabia que por lo general se usaba en perfumes.

Aloe: es una madera fragante y compacta utilizada a menudo para cajas de almacenaje o arcas.

Casia: es probable que proceda del árbol de canela.

No sé cómo es la fragancia de esta combinación, porque solo he tenido al alcance el olor de la canela que es muy conocida; pero creo que si era muy agradable y de mucho valor; ya que en el titulo del Salmo cuarenta y cinco se dice que era para las bodas del rey, o sea, que el que usaba el perfume era un rey.

Así como nos gusta sentir fragancias agradables, hoy es necesario que nos acerquemos a ese Rey, el cual es JESÚS, que le abracemos a través de nuestra adoración, y que podamos sentir ese olor grato que se desprende de sus vestidos, ...exhalan tus vestidos…, que nos impregnemos de su perfume, para que además seamos olor agradable a nuestro Dios, y que aquellos que se nos acerquen puedan sentir también su aroma.

Del mismo modo nosotras a través de la adoración, seamos ese olor grato a Dios, seamos expertas perfumistas, hagamos esa combinación perfecta de fragancias, para que nuestro ABBA PADRE (Papito Lindo) se deleite con ese olor fragante.

Oración

Abba Padre, yo quiero oler a ti, quiero ser ese perfume agradable, en el cual te deleites a través de mi adoración. Me acerco a ti, para que el perfume que destila de tus vestidos, también se impregne en mi, para poder llevar tu aroma a otros que también que lo necesitan.

Te lo pido en el nombre de Jesús.

Amén.

Diseñada en la Eternidad

Embrión

Por: Orfa Ramírez

“Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas. “

Salmos 139:16 RVR1960

Un plano arquitectónico o plano de construcción es la representación gráfica de una obra futura a realizar. Elaborarlo es muy importante, porque muestra la ubicación, el diseño y las medidas exactas de la obra a realizar.

En las escritura; en el Salmo 139:16, se dice de un libro, en donde está escrito el diseño de una obra de construcción muy bien planificada , …”en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas”… ,y que además se realizo tal y como estaban en el libro del diseñador, con lujo de detalles, …”sin faltar una de ellas”…,lo cual hace que la obra sea esplendorosa.

Ese diseño elaborado en el cielo, ¡ERES TU MUJER!, en donde el ARQUITECTO DIVINO, te pensó, te planificó y te creó. Lo que Dios puso en ti, fue hecho de la manera más delicada, detallada y bien elaborada.

Tú enemigo acérrimo por si no lo sabías, Satanás; te ha hecho creer que no eres valiosa, que estás en este mundo por accidente, porque quizás tus padres te rechazaron o te abandonaron, eres divorciada, estas en una relación que sabes que no es la correcta, piensas que si no estás a la moda no eres hermosa, etc.

Hoy te dice el Señor tu creador, el diseñador de esta obra maravillosa:

  • Eres inteligente
  • No te das por vencida.
  • Eres fuerte.
  • Eres hermosa
  • Eres valiente, y todas aquellas cosas buenas con lo que el arquitecto te diseño.

…”así dice Jehová”… “formador tuyo”… Mía eres tú. Isaías 43:3 (Le perteneces a él, porque él te creo).

Eres creación, pero puedes llegar a ser su hija, si aceptas a Jesús como tu salvador y señor, para vestirte de majestuosidad,…“de brocado de oro es su vestido”Salmo 45:13, añadiéndote más valor.

No permitas que otros te hagan sentir sin valor, recuerda quien fue el que te creo, tú precio es incalculable, eres única, fuiste “diseñada en la eternidad”, hecha por él y para él, para reinar juntamente con él, en la eternidad.

Oración:

Dios de la creación, vengo ante ti, agradecida por que hoy he entendido que soy valiosa, que siempre he estado en tus pensamientos, aun antes de nacer; te pido que perdones mis pecados, porque no solo quiero ser creación sino también hija; ayúdame a ser mejor cada día y que todo lo bueno que tu creaste en mi, pueda ser reflejado. En el nombre de Jesús te lo pido.

Amen.

¿Quién es, ese varón?

tomados de la mano

Por: Orfa Ramírez

Isaías 32:2 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 Y será aquel varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa.

Una de las necesidades emocionales que requerimos como mujeres es la seguridad, la que esperamos normalmente de un hombre, ya sea de nuestro padre o del  cónyuge. El varón normalmente piensa que al cubrir esa necesidad afectiva por una vez, la mujer se siente feliz; sin saber que no es solo por un momento, sino debe ser demostrado una y otra vez.

Las seres humanos no somos perfectos y de alguno u otra forma fallamos, porque posiblemente padecemos de ese algo que nos piden que demostremos.

En Isaías 32:2 se dice de un varón en donde se pueden apreciar muchas características que nos pueden satisfacer y hacernos sentir seguras:

Y Será aquel varón como escondedero contra el viento…

Es aquel, en el cual nos podemos refugiar, cuando los vientos de aflicción soplan fuerte queriéndonos derribar.

…y como refugio contra el turbión;…

Es aquel, en el cual tenemos protección de las tempestades, que quieren arrasar con nuestra paz.

…como arroyos de aguas en tierra de sequedad,…

Es aquel, que provee el agua que puede saciar nuestra sed, cuando pasamos por las pruebas del desierto, en donde pensamos que no haya ni una gota que riegue lo seca que puede estar nuestra alma.

…como sombra de gran peñasco en tierra calurosa.

Es aquel, en el cual en medio de la fatiga o del cansancio de los afanes de la vida, podemos refrescarnos, dando a nuestras almas la frescura de su sombra.

La respuesta a nuestra pregunta: ¿Quién es, ese varón?

El único que con esas características, es aquel que lo dio todo por amor: ¡JESÚS!, el que se dio sin reservas, el que nos conoce y sabe cuál es nuestra necesidad.

Él es nuestro refugio, nuestro protector, es el río de agua de vida eterna, es el que nos cubre con su sombra, en el cual estamos seguras.

Si no le conoces, él te está buscando, para que puedas ser satisfecha. Si te has apartado de él, regresa sin titubeos a sus brazos de amor y protección.

Oremos:

¡JESUS!, de lo más profundo de mi ser te necesito; deseo que tú seas ese varón que he estado buscando por tanto tiempo, solo tú puedes satisfacer todas mis necesidades, satisface mi alma, satisface mi sed, se mi refugio, mi protector, no hay otro varón que se te pueda igualar. Te lo pido con todo mí ser.

Amén.